» 
alemán árabe búlgaro checo chino coreano croata danés eslovaco esloveno español estonio farsi finlandés francés griego hebreo hindù húngaro indonesio inglés islandés italiano japonés letón lituano malgache neerlandés noruego polaco portugués rumano ruso serbio sueco tailandès turco vietnamita
alemán árabe búlgaro checo chino coreano croata danés eslovaco esloveno español estonio farsi finlandés francés griego hebreo hindù húngaro indonesio inglés islandés italiano japonés letón lituano malgache neerlandés noruego polaco portugués rumano ruso serbio sueco tailandès turco vietnamita

definición - ORACION RELIGION

definición de ORACION RELIGION (Wikipedia)

   Publicidad ▼

Wikipedia

Oración (religión)

                   
  Manos en oración por Alberto Durero, Col. Albertina, Viena.

La oración es el esfuerzo de comunicarse con Dios, ya sea para ofrecer pleitesía, hacer una petición o simplemente expresar los pensamientos y las emociones personales.

Dependiendo de la religión puede ser una o varias de estas formas:

  • Una devoción o práctica piadosa (que el orante puede hacer privada o públicamente, individual o colectivamente, en una circunstancia especial o no).
  • Una parte de un rito que puede recitar el oficiante o toda la comunidad (como la misa católica).
  • Una obligación en sí misma (como las prescritas cinco veces al día por el islam).

Contenido

  Etimología

Del latin oratio, -onis. Etimológicamente es una expresión oral, es decir, que debe expresarse con el lenguaje. Aunque hay varios tipos de oración, y no siempre se expresa con un lenguaje de palabras, tanto verbales como mentales, también puede expresarse a través de gestos como los bailes. Las religiones suelen otorgar validez a la mera repetición de unas palabras, que eleven el pensamiento hacia Dios, que pueden ser incluso en un idioma que el orante no entiende (las llamadas lenguas litúrgicas: sánscrito, hebreo, griego, latín, árabe...), o conceptos difíciles de entender en el propio idioma. En la religiosidad popular, son las propias palabras las que tienen el poder curativo o la eficacia religiosa de que se trate.

  Postura física durante la oración

Habitualmente se acompaña el acto de la oración con alguna postura física, como el juntar las palmas de las manos, o mostrar las manos abiertas; el abrir los brazos en cruz; el mirar hacia el cielo, o bien bajar la mirada u ocultar el rostro entre las manos; el realizar movimientos en forma de vaivén; y la postración, como manera de humillarse en actitud ascética de conversión, como arrodillarse o inclinarse (en griego proskinesis). Existe una postura, procedente del budismo zen, adoptada por los monjes cristianos, llamada posición del diamante o postura carmelitana, en la que el orante se pone de rodillas, sentado sobre los talones, con las palmas de las manos abiertas, hacia arriba, sobre las rodillas, en actitud de recogimiento y acogida. Para este fin incluso se han diseñado objetos adecuados: los reclinatorios, en el catolicismo, y las alfombras de oración (Alfombra de Baluch), en el islam y el cristianismo copto.

La oración musulmana requiere un ritual de posturas muy codificado, que incluye la orientación hacia la Meca.

Ordinariamente, los judíos contemporáneos no se inclinan. Sin embargo, se inclinaron al recitar rezos, y en la actualidad mantienen un ritual de oración con vaivén frente al muro de las lamentaciones y los textos sagrados. Los etíopes modernos tienen la costumbre de la inclinación, probablemente debido a los judíos antiguos que emigraron a Etiopía en días antiguos. La inclinación etíope es similar a la inclinación japonesa.

La postura incómoda durante la oración o su larga duración puede considerarse una forma ligera de mortificación física, que en algunos casos se exterioriza en golpes; estos pueden ser simplemente estilizados (por ejemplo, el llevarse el puño al pecho al decir Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa, del confiteor católico -yo, pecador-), o excepcionalmente ser reales. No obstante, estas auto-agresiones con fines religiosos no son tanto propias de la oración como de alguna forma de penitencia.

  Cristianismo

  La oración en la tradición de la Iglesia Católica

La oración es un diálogo entre Dios y los hombres. El hombre ha sido creado para glorificar a Dios, a través de la oración se le da Gloria, de lo cual el ser humano se beneficia espiritualmente, recibiendo el Amor del Padre por la comunión con Jesucristo a través del Espíritu Santo. Mediante la oración se contempla a Dios, se le agradece, se le pide perdón y se le solicita su bendición y ayuda. Normalmente para orar se necesita un clima de recogimiento, silencio y soledad interior para facilitar la unión con Dios; aunque hay momentos de oración comunitaria que lo dificultan, sin ser por ello menos efectiva. Al orar, cada uno puede hacerlo con sus propias palabras o recurrir a algunas de las oraciones tradicionales de la Iglesia.

Jesús da un ejemplo de oración en el Huerto de los Olivos, cuando al orar decía "Padre, que no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Mc 14, 36).

Una diferencia sustancial entre catolicismo y protestantismo es el papel en las oraciones de la Virgen María y los santos. En ese punto no hay diferencias entre el catolicismo y la Iglesia Ortodoxa o las demás iglesias orientales.

El Concilio Vaticano II dice que "desde su mismo nacimiento, el hombre es invitado al diálogo con Dios".

  Tipos de Oración

Según la disposición del momento, el estado de ánimo o la intención del orante, la oración puede ser de diversos tipos:

  • Verbal (El Padre Nuestro durante la Santa Misa,por ejemplo.)
  • Mental (Por ejemplo el Hesicasmo o Hesiquia, en la que se repite mentalmente el nombre de Jesús para entrar en comunión espiritual con Él.)
  • De Meditación (Como la lectio divina o lectura espiritual, meditando la Biblia o textos de espiritualidad.)
  • De Contemplación (Por ejemplo, se puede alcanzar en la Adoración del Santísimo Sacramento. Para alcanzar el estado de contemplación se puede hacer uso de diferentes tipos de oración, generalmente la meditación.)
  • De Petición
  • De Acción de Gracias
  • De Proteccion
  • De Intercesión (Cuando oramos por las necesidades de otras personas.)
  • De Ofrecimiento (Por ejemplo ofreciendo a Dios el trabajo de cada dia, o un bien adquirido, etc.)
  • De Conversión (Cuando se produce un sentimiento de arrepentimiento y hay una intención de vivir más acorde al Evangelio.)
  • De Alabanza (Se suelen utilizar cantos y, en algunos casos, bailes)

Estos tipos de oración no tienen porqué ir separados, se pueden ejercitar a la vez, o irse desencadenando uno detrás de otro; por ejemplo mediante el rezo del rosario se hace una oración verbal, se puede meditar cada misterio correspondiente a una etapa de la vida de Jesucristo, y se puede hacer oración de petición pidiendo la intercesión de la Virgen María.

  La oración en la tradición Protestante

La oración en la tradición Protestante tal como se plantea en en este mismo espacio, es el esfuerzo de comunicación pero solo con Dios, y busca entre otras cosas ofrecer pleitesía, adoración y alabanza a Dios, hacer una petición, una confesión o simplemente expresar los pensamientos y las emociones personales. También y de manera muy humilde, solicitar a Dios se revele en su Palabra cada vez que ésta se lee. Como tradición protestante en sí, se puede añadir que en el culto o devoción a Dios, que se hace de manera individual o congregacional (junto a otros creyentes)la oración es tan importante como es el predicar o enseñar las Escrituras. Se puede entender como una devoción o práctica piadosa (que el orante puede hacer privada o públicamente, individual o colectivamente, en una circunstancia especial o no). Tambien se la podría considerar como una obligación en sí misma pero siempre desde la necesidad imperante de comunicarse con Dios. Se puede decir que según el consejo apostólico, se debe y puede orar en todo tiempo con toda oración y súplica. Pero sí es claro, desde la perspectiva bíblica que la oración debe ser hecha bajo la inspiración y guía del Espíritu de Dios, quien sabe y conoce nuestros corazones y al mismo tiempo es el único que conoce el corazón de Dios, que sondea sus pensamientos, por lo cual sabrá guiar nuestras oraciones. La oración por ser una herramienta de comunicación del hombre con Dios, sirve para variados objetivos tales como: pedir perdón, clamar por su presencia y su revelación, consagrar y entregar lo que Dios esté solicitando, declarar la Palabra de Dios inspirada por el Espíritu Santo, hacer peticiones en acuerdo con dos o más hermanos en unidad de propósito, etc. Por último se puede decir, y es el sentir del pueblo de Dios basados en su Palabra, que la oración es voluntad de Dios. Es decir, orar es vital para la comunión espiritual y material con el Dios creador del cielo y la tierra. Victor Fabián Sanhueza Fuentes(FabSan) 28/12/11

  Oración musulmana

La oración obligatoria es el segundo de los cinco pilares del islam. Se denomina namaz o salat (en castellano tradicionalmente azalá, en árabe صلاة [ṣalāt], plegaria, acto de devoción). Se practica cinco veces al día:

  • Fajr (1 hasta 1,5 horas antes de la salida del sol)
  • Sobh (a la salida del sol)
  • Dohor (Poco después de medio día)
  • Assr (En la tarde)
  • Maghrib (Después de la puesta del sol)(corresponde a ma'ariv en hebreo)
  • Isha (1,5 horas después de la puesta del sol hasta la oración de Fajr.)

Los musulmanes sufies tienen una peculiar forma de alcanzar la contemplación, girando sobre ellos mismos a gran velocidad.

== LaPueden entenderse como formas de oración budista la repetición de mantras y el mero hecho de dar vueltas a un molinillo de oraciones.

  Bibliografía adicional

  Enlaces externos

   
               

 

todas las traducciones de ORACION RELIGION


Contenido de sensagent

  • definiciones
  • sinónimos
  • antónimos
  • enciclopedia

   Publicidad ▼

Investigaciones anteriores en el diccionario :

1933 visitantes en línea

computado en 0,078s

   Publicidad ▼

   Publicidad ▼