» 
alemán árabe búlgaro checo chino coreano croata danés eslovaco esloveno español estonio farsi finlandés francés griego hebreo hindù húngaro indonesio inglés islandés italiano japonés letón lituano malgache neerlandés noruego polaco portugués rumano ruso serbio sueco tailandès turco vietnamita
alemán árabe búlgaro checo chino coreano croata danés eslovaco esloveno español estonio farsi finlandés francés griego hebreo hindù húngaro indonesio inglés islandés italiano japonés letón lituano malgache neerlandés noruego polaco portugués rumano ruso serbio sueco tailandès turco vietnamita

definición - Síndrome de Asperger

definición de Síndrome de Asperger (Wikipedia)

   Publicidad ▼

Wikipedia

Síndrome de Asperger

                   
Síndrome de Asperger
Clasificación y recursos externos
CIE-10 F84.5
CIE-9 299.8
OMIM 608638
DiseasesDB 31268
MedlinePlus Información de salud en la enciclopedia MedlinePlus
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
eMedicine ped/147
MeSH F03.550.325.100
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El síndrome de Asperger o trastorno de Asperger es un conjunto de condiciones mentales y conductuales que forma parte del espectro de trastornos autísticos. Se encuadra dentro de los trastornos generalizados del desarrollo (CIE-10;Capítulo V; F84). La persona afectada muestra dificultades en la interacción social y en la comunicación de severidad variable, así como actividades e intereses en áreas que suelen ser muy restringidas y en muchos casos estereotípicas.

Se diferencia del trastorno autista en que en el trastorno de Asperger no se observa retraso en el desarrollo del lenguaje, no existiendo una perturbación clínicamente significativa en su adquisición. No hay retardo, por ejemplo en la edad de aparición de las primeras palabras y frases, aunque pueden existir particularidades cualitativas (por ejemplo gramaticales) que llamen la atención, así como una preservación generalizada de la inteligencia.[1] [2] Aunque la edad de aparición y detección más frecuente se sitúa en la infancia temprana, muchas de las características del trastorno se hacen notorias en fases más tardías del desarrollo, cuando las habilidades de contacto social comienzan a desempeñar un papel más central en la vida del sujeto. El síndrome es incurable, puesto que no hay nada que curar en sí, y la persona con Síndrome de Asperger ha de vivir bajo sus propias condiciones por el resto de su vida.

Contenido

  Desarrollo del concepto

El término fue utilizado por primera vez por Lorna Wing en 1981 en una revista de psiquiatría y psicología,[2] denominándolo así en reconocimiento del trabajo previo de Hans Asperger, un psiquiatra y pediatra austríaco que había descrito el síndrome en 1944. Asperger utilizó el término «psicopatía autista», término que se prestaba a confusiones por la asociación del término «psicopatía» con individuos de personalidad antisocial. De acuerdo con Wing, Asperger quiso usar la palabra «psicopatía» en el sentido técnico simple de «personalidad patológica». Sin embargo, los trabajos de Hans Asperger con respecto del trastorno se extraviaron durante el incendio de su clínica y sus investigaciones permanecieron ignoradas por la comunidad psiquiátrica, hasta que Lorna Wing los retomara. El reconocimiento internacional del Asperger como entidad clínica ocurrió en la década de 1990 y fue incorporado por primera vez en el Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales en su cuarta edición en 1994 (DSM-IV); es decir, cincuenta y un años después de que Asperger publicara por primera vez acerca del trastorno.

  Características

Según la definición plasmada en las conclusiones del Segundo Congreso Internacional sobre el síndrome de Asperger, realizado en Sevilla en 2009, se trata de una discapacidad social de aparición temprana, que conlleva una alteración en el procesamiento de la información.[3]

La persona que lo presenta puede llegar a tener una inteligencia superior a la media, aunque en la gran mayoría de los casos, el CI global del individuo suele ser normal, a diferencia del Autismo de Alto Funcionamiento, hallándose una superioridad del CI verbal sobre el manipulativo. Ocasionalmente, los individuos con Asperger exhiben un manejo verbal atípico o excepcional, no obstante, en aquellas tareas verbales para cuya realización se requiere de un grado elevado de interacción social, las puntuaciones verbales pueden llegar a descender.[4] [5] Los sujetos diagnosticados con Asperger presentan ciertos estilos de procesamiento cognitivo alternativos muy particulares, mostrando particularmente la capacidad de observar y señalar detalles que escapan a la mayoría de las personas neurotípicas, y, con frecuencia, habilidades especiales en ciertas áreas del procesamiento.

Una característica resaltante de los individuos con síndrome de Asperger es su incapacidad para reconocer intuitivamente las señales no verbales o paralingüísticas emitidas por otras personas, así como para generar las equivalentes propias. Es por ello que el contacto y el comportamiento comunicacional de los que padecen el síndrome de Asperger puede parecer "extraño", torpe, gracioso o arrogante, o bien, ser confundido con una variante leve del autismo infantil temprano (Síndrome de Kanner). Sin embargo, debido a que la inteligencia de la mayoría de las personas con Asperger es normal, el resto de las personas, en general, no los percibe como autistas sino como personas con un comportamiento muy peculiar. Notoriamente, el síndrome de Asperger en ocasiones se da en concomitancia con una inteligencia superior a la normal, o con un talento superior en una o múltiples áreas específicas, a modo de savantismo (Leonardo Da Vinci -supuesto Asperger-, por ejemplo, presentaba múltiples características de este tipo de comportamiento, habiendo dedicado gran parte de su vida a una enorme cantidad de áreas de interés, en intervalos que parecían obedecer a varios patrones de diagnóstico del Síndrome). Este trastorno, que se considera congénito y no curable, puede ser detectado a partir del cuarto año de vida.[6]

Las formas en que se manifiesta el síndrome varían mucho entre los diferentes individuos que lo padecen. Sin embargo, existen ciertas características comunes:

  • Dificultad para mantener el contacto ocular.
  • Dificultades para la interacción social (especialmente con personas de su misma edad).
  • Alteraciones de los patrones de comunicación no-verbal.
  • Intereses restringidos a un único tema o a una muy reducida variedad de temas de permanencia variable.
  • Inflexibilidad conductual.
  • Atención especial a los detalles, o bien, a la visión general de una situación percibida.
  • Perfeccionismo y metodismo excesivo.
  • Obsesión con la auto-imagen.
  • Interpretación literal del lenguaje (Dificil entendimiento del doble sentido y la ironia)
  • Dificultad en la toma de decisiones personales, o metodicidad casi obsesiva en la planificación.
  • Interpretación muy disminuida o nula de los sentimientos y emociones ajenos y propios.

El trastorno de Asperger supone una discapacidad social para comprender la convención y la etiqueta social, lo que se manifiesta en comportamientos sociales atípicos o inadecuados. Los déficits sociales están presentes en los aspectos del lenguaje y las dificultades en el ritmo de la conversación, y es frecuente la alteración de la prosodia (entonación, volumen, timbre de voz, etc.). Suelen ser también deficitarios los patrones de contacto ocular, gestual, etc. En la mayoría de los casos se observan dificultades en la coordinación motriz y el tono de voz de los pacientes suele ser monótono y emocionalmente inexpresivo -impasible-.

Éste es un trastorno con una prevalencia de 2,6 a 4,8 por cada 1.000 nacidos vivos, con una frecuencia tres a cinco veces superior en varones respecto a mujeres. El SA parece mostrar una incidencia claramente superior al autismo, habiéndose señalado frecuencias hasta cinco veces más elevadas. Sin embargo, más de la mitad de los casos alcanzan la edad adulta sin diagnóstico.[7] En términos relativos, se trata de un trastorno recientemente reconocido por la comunidad científica como entidad diferenciada del autismo, siendo aún poco conocido entre la población general e incluso por muchos profesionales. La comunidad médica considera que se trata de un trastorno infradiagnosticado.

Las personas neurotípicas (esto es, la población no autista) poseen un sofisticado sentido de reconocimiento de los estados emocionales ajenos (empatía). La mayoría de las personas son capaces de asociar información acerca de los estados cognitivos y emocionales de otras personas basándose en pistas otorgadas por el entorno y el lenguaje corporal de la otra persona. Las personas con síndrome de Asperger (SA) no poseen esta habilidad, no son empáticas; se puede decir que tienen una especie de "ceguera emocional". Para las personas más severamente afectadas puede resultar imposible incluso reconocer el significado de una sonrisa o, en el peor de los casos, simplemente no reconocer ningún otro gesto facial, corporal o cualquier otro matiz de comunicación indirecta. Del mismo modo, el control voluntario de la mímica facial puede estar comprometido. Es frecuente que las sonrisas "voluntarias" en las fotografías familiares sean una colección de muecas sin gracia. Por el contrario, las sonrisas espontáneas suelen ser normales. Las personas con SA en general son incapaces de "leer entre líneas", es decir, se les escapan las implicaciones ocultas en lo que una persona le dice de forma directa y verbal, y poseen una discapacidad semántica que no les permite procesar o generar mensajes con significados ambiguos o simultáneos de la conversación neurotípica, siendo a veces inconscientes de la existencia misma de esta dimensión del lenguaje, si bien, con el tiempo, pueden llegar a entenderla.

Estas circunstancias conllevan numerosos problemas durante la infancia y la vida adulta. Cuando una maestra pregunta a un niño con Asperger que ha olvidado su trabajo escolar «¿Qué pasa, tu perro se comió tu tarea?», el niño con Asperger permanecerá silencioso tratando de decidir si debe explicar a su maestra que él no tiene perro y que, además, los perros no comen papel. Esto es, el niño no comprende el sentido figurado de la pregunta, o no puede inferir lo que la maestra quiere decir a partir de su tono de voz, postura o expresión facial. Ante tanta perplejidad, el niño podría responder con una frase totalmente sin relación a lo que se está hablando (como por ejemplo, «¿Sabe que mi padre se ha comprado un ordenador nuevo?»). Ante esto, y la falta de detección del síndrome de Asperger, erróneamente la maestra podría concluir que el niño es arrogante, insubordinado o «raro».

Es importante notar, sin embargo, que debido a que es un trastorno con severidad variable, algunos pacientes se aproximan a un nivel de normalidad en sus habilidades de comprensión e interpretación de las señales no verbales. Encuentran particularmente abrumador el contacto ocular y, por lo tanto, con frecuencia lo evitan. Esta falta de contacto ocular puede llevar a mayores dificultades para interpretar emociones ajenas en la forma como lo interpretan los demás.

Según estudios científicos, los individuos con Asperger tienen una programación sináptica distinta a la que presentan las personas neurotípicas. Se ha observado una cantidad superior de enlaces sinápticos cercanos entre las neuronas de los individuos con el síndrome, en oposición a un número mayor de enlaces distanciales entre aquellas de los sujetos neurotípicos. Esto podría llegar a explicar la inteligencia superdesarrollada de algunos individuos, pese a su ausencia de empatía con el entorno.

En cuanto a los intereses de un paciente afectado por el síndrome de Asperger se refiere, se pueden notar, por ejemplo, obsesiones por temas como la astronomía, los dinosaurios, la construcción de maquetas, etc. Intereses particularmente comunes entre pacientes son los medios de transporte (por ejemplo los trenes o aviones) y los ordenadores, tal vez debido a los aspectos de la física, lógica y causa-efecto que comparten estos ámbitos. Debido de este fenómeno, Hans Asperger llamó a sus jóvenes pacientes "pequeños profesores", debido a que pacientes de tan sólo trece años de edad conocían su área de interés con la profesionalidad de un profesor universitario.

En términos generales son atraídos por el orden y la clasificación de las cosas. Cuando estos intereses coinciden con una tarea útil desde el ámbito material o social, el individuo con Asperger puede lograr una vida ampliamente productiva. En la carrera por dominar su interés, los individuos con Asperger a menudo manifiestan un razonamiento extremadamente refinado, una gran concentración, una actitud perfeccionista y una memoria tenaz.

Del mismo modo, el síndrome de Asperger puede también causar problemas en la interacción social normal con los padres, ya que los niños no responden a los patrones típicos de socialización. Las dificultades para interpretar las sutiles pistas de la comunicación no verbal pueden llevar al paciente a conflictos frecuentes e incluso a ser ignorado en sus necesidades básicas. El niño o adolescente con Asperger con frecuencia se siente confundido porque no es capaz de comprender en qué se equivocó o por qué razón es rechazado por los demás. El resultado de dichos rechazos suele derivar en problemas de depresión, ansiedad, nerviosismo, resentimientos, ira, conductas antisociales, obsesivas y agravamiento de conductas inapropiadas, con el consecuente aislamiento social.

Los afectados en edad preadolescente y adolescente suelen ser víctimas de marginación y acoso escolar por sus compañeros de estudios, por lo que esta circunstancia dificulta su integración social futura y su avance en los estudios.

  Rasgos y síntomas

Esta es una lista de síntomas del Síndrome de Asperger. No todas las personas con Asperger tienen todos los síntomas, dada su variabilidad en los niveles de autismo que existen.

La gente con síndrome de Asperger:

  • Puede ser sensible al tacto o a los ruidos fuertes.
  • A menudo les resulta difícil mirar directamente al interlocutor.
  • Puede ser torpe cuando camina o practica deporte.
  • A menudo tiene problemas comprendiendo las emociones de otras personas.
  • Puede tener dificultades reconociendo expresiones faciales.
  • Dificultad para realizar mas de una cosa a la vez.
  • A menudo no comprenden cuándo alguien está bromeando o usa un lenguaje que no es preciso en su ámbito.
  • A menudo hablan en voz alta, en voz muy baja o con una voz carente de emociones (una voz monótona).
  • A menudo no les gustan los cambios de colegio, trabajo o en su rutina diaria.
  • Pueden aprender a hablar muy pronto o muy tarde.
  • Pueden aprender a leer muy pronto o muy tarde.
  • Pueden ser autodidactas desde edades muy tempranas.
  • Tienen problemas de relaciones sociales.
  • No comprenden cómo piensan otras personas.
  • Les interesa minimamente y puede costar trabajo sobrellevar una relacion afectuosa con alguien ajeno a sus conocidos.
  • Con frecuencia tienen una fuerte atracción hacia intereses concretos como los videojuegos, las estadísticas deportivas, los programas de TV, entre otras cosas.
  • Usualmente tienen una rutina y les molesta salir de ella en el mas minimo de los detalles.
  • Tienen dificultades en entender o no les interesa el juego simbólico.
  • Se mueven de forma repetitiva.
  • Prestan minima atencion a los temas que no son de su interes.
  • Repiten y hablan del mismo tema una y otra vez.
  • Les puede costar educarse, sea en casa o fuera de ésta, y pueden ser muy testarudos e insistentes.
  • Suelen ser crédulos e ingenuos.[8]
  • Pueden presentar estereotipias motoras (secuencias de movimientos estereotipados, sin sentido ni propósito específicos; por ejemplo, sacudir las manos o balancearse).
  • Tienen tendencia a establecer diálogos internos ("hablan solos"). Esto puede ser confundido por los psiquiatras con síntomas psicóticos, pero, en la mayoría de los casos, responde a otro tipo de necesidades.

  Efectos de las dificultades en la comunicación

Cuando una persona habla con otra, usa el lenguaje verbal para comunicarse. También usan el tono de su voz y la comunicación no verbal, como la expresión facial, el movimiento de las manos y el lenguaje corporal, para dar a entender lo que quieren decir. Así, mientras la gente habla, también observa señales, en la cara de la otra persona y en movimientos de su cuerpo, para conocer lo que sienten y si perciben exactamente lo que sus palabras están diciendo. Cuando la gente habla, usa la comunicación no verbal para añadir información a sus palabras. Las personas que tienen problemas para entender la comunicación no verbal pierden esa información extra.

Las personas con síndrome de Asperger:

  • Pueden tener dificultades para entender el sonido de las voces de otras personas.
  • Pueden quedarse confundidos si el lenguaje corporal y las palabras de una persona no dicen lo mismo.
  • Intentan hacer exactamente lo que las palabras les dicen.
  • Pueden no darse cuenta de que otra persona está disgustada o enfadada hasta que se lo muestre claramente.
  • Pueden no entender que cuando alguien frunce el ceño significa "¡Estás diciendo o haciendo algo malo y deberías parar ya!".
  • Pueden no saber si otra persona bromea. Tienen dificultades para entender la ironía, el sarcasmo o la jerga.
  • Pueden no comprender los intereses de otra persona o los motivos por los que hacen lo que hacen.
  • Pueden hacer o hablar de lo mismo una y otra vez. Otras personas lo encontrarían engorroso.
  • Pueden desconocer, a menos que se les diga, cuándo otras personas quieren que paren de hablar de sus intereses.
  • Tienen conciencia de diferencia, por lo que pueden sentirse solitarios y despreciados debido al rechazo.

Al síndrome de Asperger a veces se le llama síndrome del "planeta equivocado" porque las personas con este síndrome sienten que son bastante normales, pero viven en un mundo lleno de extraterrestres (personas neurotípicas). Para una persona con síndrome de Asperger, tener el síndrome es lo normal, porque lo ha tenido toda su vida.

  Talentos

Las personas con síndrome de Asperger a menudo:

  • Son muy buenos para juegos de lógica, como el ajedrez.
  • Actúan de una forma que tenga sentido: son tremendamente racionales.
  • Tienen la habilidad de actuar (ser actor) debida a la capacidad que desarrollan para expresar sentimientos y emociones sin que necesariamente en verdad los sientan.
  • Ven y recuerdan detalles de cosas que las otras personas no ven.
  • A menudo tienen una memoria extraordinaria (visual, musical, numérica).
  • Destacan enormemente en aquellos temas que más le interesan.
  • Son muy buenos recordando reglas (sin estar necesariamente de acuerdo con estas), leyes, sistemas y hechos importantes. Su talento es útil en muchos trabajos de tipo intelectual (matemáticos, informáticos, físicos, astrónomos, historiadores...).
  • Son mejores escribiendo que hablando con la gente, porque son cuidadosos eligiendo las palabras que significan exactamente lo que quieren decir, por lo cual se muestran más expresivos en un chat a través de Internet, en un escrito a mano o en un foro. Escribir no incluye lenguaje corporal o expresión facial; las personas con síndrome de Asperger a menudo tienen mucha práctica para comunicarse con el lenguaje escrito, por esa razón, aquellos que cultivan la literatura producen trabajos excelentes.
  • Memoria fotográfica excepcional.
  • Algunos son buenos en matemáticas y programando computadoras, por su buena inteligencia lógica-matemática.
  • Algunos son propensos a desarrollar un extraordinario talento musical porque poseen un oído más sensible. También es frecuente que puedan ser virtuosos de algún instrumento musical, dado el tiempo que emplean en mejorar.
  • Tienen un interés especial en convertirse en expertos dentro de su campo.
  • Se divierten haciendo lo mismo muchas veces, lo que la mayoría encontraría aburrido. Muchas personas con síndrome de Asperger son buenos practicando escalas de piano, realizando demostraciones matemáticas (o resolviendo otro tipo de problemas) y buscando entre libros y papeles para encontrar información y errores.
  • Poseen una amplia gama de valores como la fidelidad o la sinceridad.

  Origen

Desde la primera descripción del síndrome, Hans Asperger notó la semejanza que existía entre los niños afectados y sus padres. Desde entonces se ha reconocido el carácter genético de la condición, aunque se desconocen los mecanismos básicos. Haciendo un análisis de los datos recolectados hasta el momento es muy probable que se trate de una condición poligénica, en la cual la posesión de los alelos menos favorecidos de un conjunto de genes funcionalmente relacionados llevaría a la expresión del síndrome. Los genes probablemente involucrados están asociados con la neurotransmisión monoaminérgica en la región prefrontal y/o las proteínas de "andamiaje sináptico" asociadas a la constitución de circuitos estables durante el proceso del desarrollo neural (como la neurexina). Justamente el carácter poligénico explicaría tanto su variabilidad clínica (lo que se ha dado en llamar el "espectro Asperger") como la comorbilidad frecuente con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad, el síndrome de Tourette, el trastorno obsesivo compulsivo y, probablemente, el trastorno bipolar.

Existe prueba reciente en relación a la topografía de los circuitos neurales modificados, localizándose en la región medial de la corteza prefrontal (uno de los principales asientos de la "inteligencia socio-emocional").[9] Al mismo tiempo, la cara dorsolateral es normal o inclusive hiperfuncionante. Esto coincide en gran medida con las descripciones de Simon Baron-Cohen sobre el desequilibrio en la "inteligencia del mundo de las personas" y la "inteligencia del mundo de las cosas" que se observa en el síndrome.[10]

  Impacto social en adultos

Aunque los adultos con Asperger pueden tener problemas similares, no es normal que reciban el tratamiento que se ofrecería a los niños. Las consecuencias finales de esta condición dependen de la intensidad con que se manifiesta y del grado de aislamiento social en que se han desarrollado. Pueden encontrar dificultades buscando empleo o estudiando diplomaturas o licenciaturas debido a su poca habilidad para las entrevistas o su perfil resultante en los tests de personalidad. También pueden ser más vulnerables a la pobreza en comparación a la población en general, debido a sus dificultades en encontrar y mantener el empleo, la falta de estudios, habilidades sociales limitadas y otros factores. Si realmente consiguen empleo, pueden ser malentendidos, se pueden aprovechar de ellos, cobrar menos que compañeros sin Asperger, y ser el blanco de abusos y discriminación. Su déficit de comunicación puede hacer que la gente en el trabajo tenga dificultades en entender a la persona con Asperger, y pueden tener problemas con jefes y supervisores.

Las personas con Asperger pueden tener dificultades para mantener relaciones de pareja estables o casarse debido a sus limitadas habilidades sociales (estadísticamente, se calcula que apenas un 4% de los afectados logra mantener una relación afectiva estable). De manera similar a los abusos escolares, la persona con Asperger es vulnerable a problemas en el vecindario, como conducta asocial y acoso de terceros hacia su persona.

Por otra parte, los adultos con Asperger con un compromiso socioemocional pequeño se casan, obtienen títulos universitarios y mantienen empleos. Su tendencia a utilizar la lógica a menudo hace que la gente con Asperger consiga un nivel muy alto en su campo de interés (astronomía, matemáticas, física, química, medicina...).

En el año 2005, Simon Baron-Cohen puso a punto el Adult Asperger Assessment (AAA),[11] que podríamos traducir por Evaluación de Asperger en Adultos. Se trata de un instrumento para el diagnóstico del síndrome de Asperger que complementa los valores del Cociente de Empatía y del Cociente de Espectro Autista con una lista de 5 requisitos y 18 síntomas que valorar. Si el valor del Cociente de Empatía es bajo, el valor del Cociente de Espectro Autista alto y se cumplen los 5 requisitos y un mínimo de 10 de los síntomas, el sujeto evaluado manifiesta el fenotipo ampliado del autismo,[12] y existe una gran probabilidad de que esté afectado por el síndrome de Asperger.

  Controversia

Existen varios aspectos del síndrome de Asperger que son sumamente controvertidos, especialmente en la comunidad de personas diagnosticadas y autodiagnosticadas Asperger, y en la comunidad de padres de niños diagnosticados como tal. Sin embargo, está considerado como una patología por la Organización Mundial de la Salud.

En opinión de ciertos profesionales de la Psicología, algunos niños diagnosticados a temprana edad tienden a ser sobreprotegidos por sus padres y terminan maximizando los síntomas. Las personas con SA diagnosticadas en edad adulta o incluso adolescencia han formado su propia personalidad independiente, no involucrada a tratamientos. Estos tratamientos podrían maximizar los síntomas a causa de la aceptación que existe por parte del diagnosticado y de los padres frente al Síndrome. En este sentido, algunos profesionales consideran que podría tener efectos positivos no decirle a la familia que el afectado tiene Asperger. La asociacion psiquiatrica americana en su diagnostico DSM-IV del año 1994 considera al síndrome de Asperger como algo diferente al autismo.

  «No se trata de una enfermedad»

Muchos adultos diagnosticados con síndrome de Asperger sostienen que éste no es de hecho una enfermedad, trastorno o síndrome en sí, sino simplemente una forma de ser. Este punto de vista está respaldado por el hecho de que las personas con Asperger tienen una expectativa de vida, estructura física y cerebral iguales a las de las personas normales (neurotípicas), excepto en algunos casos donde pueden presentar una inteligencia superior. Porque estas condiciones proveen al individuo con ventajas y desventajas, y también porque los psicólogos han tenido serias dificultades en descifrar las causas, modelos y tratamientos para estas supuestas enfermedades. Sin embargo estos datos también se dan en otras muchas enfermedades que no se cuestionan como tales. Los que proponen estas ideas demandan tolerancia para lo que llaman su neurodiversidad.

Los padres de niños diagnosticados con síndrome de Asperger muchas veces no apoyan estas ideas. La crítica principal es que los proponentes de las mismas son obviamente personas de muy alto funcionamiento que pueden articular sus ideas claramente por escrito, lo cual no es el caso de sus hijos.

El síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo, que conlleva una alteración neurobiológicamente determinada en el procesamiento de la información.

El síndrome de Asperger se manifiesta de diferente forma en cada individuo pero todos tienen en común las dificultades para la interacción social, especialmente con personas de su misma edad, alteraciones de los patrones de comunicación verbal y no-verbal, intereses restringidos, inflexibilidad cognitiva y comportamental, dificultades para la abstracción de conceptos, coherencia central débil en beneficio del procesamiento de los detalles, interpretación literal del lenguaje, dificultades en las funciones ejecutivas y de planificación, la interpretación de los sentimientos y emociones ajenos y propios.

Supone una discapacidad para entender el mundo de lo social, que se manifiesta al nivel de comportamientos sociales inadecuados proporcionándoles a ellos y sus familiares problemas en todos los ámbitos. Los déficit sociales están presentes en los aspectos del lenguaje, las dificultades en el ritmo de la conversación y es frecuente la alteración de la prosodia (entonación, volumen, timbre de voz, etc.). Asimismo suelen estarlo los patrones de contacto ocular, gestual, etc. En la mayoría de los casos padecen dificultades en la coordinación motriz.

  Propuesta del DSM-V para eliminar el síndrome de Asperger como categoría diagnóstica

El 10 de febrero de 2010 ha sido dado a conocer el borrador del manual diagnóstico DSM-V, en el que se propone eliminar, junto a las otras subdivisiones de los trastornos generalizados del desarrollo, el síndrome de Asperger como categoría diagnóstica independiente. Esto obedece al nuevo enfoque de diagnóstico dimensional, en lugar de categórico, con el que se pretende superar diversas limitaciones del sistema actual (una bien conocida se ejemplifica en la imposibilidad de diagnosticar simultáneamente síndrome de Asperger y TDAH).

  2006: Año Internacional del Síndrome de Asperger

El año 2006 fue declarado el «Año Internacional del Síndrome de Asperger», por cumplirse en ese año el centenario del nacimiento de Hans Asperger y el vigesimoquinto aniversario de que la psiquiatra Lorna Wing diera a conocer internacionalmente el trastorno. A partir del año 2007 el día 18 de febrero ha sido declarado Día Internacional Asperger en recuerdo del nacimiento del Dr. Asperger.

  El síndrome de Asperger en la sociedad y en la cultura popular

Se consideran, sin fundamento sólido, a Albert Einstein, Isaac Newton[13] y Nikola Tesla, como casos de síndrome de Asperger. En cada caso se dan razonamientos controvertidos basados en las biografías de estas personas. En el caso de Einstein, por ejemplo, se dice que no habló hasta los 3 ó 4 años, y no lo hizo fluidamente hasta los 9. Fue un niño con berrinches violentos, que repetía cada oración que decía e incluso sus padres le consideraban retrasado. En el caso de Newton, se sabe que sufría de epilepsia y tartamudeaba. En el caso de Nikola Tesla, se decía que padecía una obsesión-compulsiva debido a que siempre estaba encerrado en su laboratorio sin parar de trabajar en días. La crítica principal a estos diagnósticos es que están basados sólo en sus biografía.

También hay otras personas notables que se sabe que han sido diagnosticadas de Asperger. Tal es el caso del premio Nobel Vernon Smith, el creador de la franquicia Pokémon, Satoshi Tajiri.En el ámbito deportivo, Rafer Alston, jugador de la NBA y una de las más grandes leyendas del baloncesto callejero, conocido como "Skip To My Lou" y el surfista estadounidense, Clay Marzo.

  En la literatura

  • El protagonista del exitoso libro El curioso incidente del perro a medianoche (2003) del autor inglés Mark Haddon padece el síndrome de Asperger. Aunque en el libro no explique qué tipo de trastorno neurológico sufre Christopher, las descripciones de la particular manera que tiene de relacionarse con el mundo, así como las dificultades para comprender las expresiones físicas y faciales de las personas, son las propias de dicho trastorno.
  • En la trilogía Millennium (2005-2007), del fallecido escritor Stieg Larsson, aparecen los personajes principales Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, esta última con el síndrome.[14] En el primer libro de la trilogía, Blomkvist se percata de la condición de Salander comprendiendo su impactante talento para ver estructuras y entender razonamientos abstractos allí donde los demás sólo ven el caos más absoluto.Sin embargo, en la segunda entrega dos médicos debaten acerca de si Salander padece o no el síndrome. Al ser tratada por médicos, en el libro Stieg narra como la toman por retrasada y el Estado la nombra incapacitada para cuidar de sí misma.[15]
  • En el libro Las hijas del frío (2005) de Camilla Lackberg, aparece Morgan, que padece síndrome de Asperger y por eso le cuesta socializar y se dedica a trabajar en la programación.

  En el cine

  • En la película belga Ben X (2007), al personaje principal (Ben) le diagnostican síndrome de Asperger y sus familiares intentan ayudarlo en contra del bullying del cual es víctima.
  • En la película Mary and Max (2009), el personaje Max tiene el síndrome de Asperger y el mismo es explicado a tal punto que Max tiene un libro de ayuda con dibujos de caras y emociones que usa para ayudarse a reconocer emociones en otras personas.
  • En la película Adam (2009), el protagonista (Adam) sufre Síndrome de Asperger, su padre muere y queda solo hasta que comienza una relación con su vecina Beth. A partir de ahí se irá comprendiendo y conociendo cómo afecta este síndrome a la persona.(Director; Max Mayer, año 2009)
  • La película hindú Mi nombre es Khan (2010) narra la vida de Rizwan Khan, un niño musulmán que sufre el síndrome de Asperger. Rizwan, ya adulto, se enamora de una hindú madre soltera, Mandira, que vive en San Francisco. Después de los atentados del 11-S, Rizwan es detenido como sospechoso de terrorismo por la autoridades por la conducta sospechosa que tiene a razón de su discapacidad. Después de su arresto, él se reúne con un terapeuta que le ayuda a superar los traumas vividos. Rizwan entonces comienza un viaje para encontrar y reunirse con el presidente George Bush, con el fin de limpiar su apellido musulmán.

  En series de televisión

  • En la serie estadounidense The Big Bang Theory uno de los protagonistas, Sheldon Cooper, es un caso notorio de este de este síndrome, siendo prácticamente incapaz de relacionarse con personas ajenas a su círculo de intereses, absoluta falta de empatía, su intolerancia a sonidos agudos o inesperados, sus estrictas rutinas diarias, y aparente indiferencia emocional por los demás, así como la interpretación literal del lenguaje que le dificulta entender bromas, doble sentido, o sarcasmo[16] aún cuando él mismo en ocasiones pronuncia frases sarcásticas en las cuales aclara que "está siendo sarcástico". También es completamente incapaz de mentir y de guardar secretos, lo que conduce a todo un conjunto de situaciones hilarantes en la serie, aunque los guionistas argumentan que "simplemente es así" y no quieren que se relacione al personaje con dicho síndrome.
  • En la serie Bones la doctora Temperance Brennan (Emily Deschanel) también padece este síndrome[cita requerida], en la mayoría de las ocasiones no entiende cuando sus compañeros de trabajo hacen bromas, entendibles para la mayoría y le quita lo gracioso al dar una explicación científica de cualquier comentario superficial. Su joven ayudante, el doctor Zack Addy, también es un caso típico.
  • En la serie The IT Crowd, Moss (uno de los protagonistas) presenta síndrome de Asperger, y es incapaz de realizar tareas tan sencillas como llamar por teléfono a los bomberos.
  • En la serie Boston Legal, Jerry Espenson también padece de Asperger, diagnosticado en el duodécimo capítulo de la segunda temporada.
  • En la serie House M.D., en el cuarto capítulo de la tercera temporada ("Line in the sand"), Wilson describe a House con este síndrome a Cuddy, pero ella lo niega rotundamente. También se cree que la estudiante de medicina Martha Masters, que House se ve obligado a contratar por Cuddy, padece de este síndrome. [17]
  • En la serie Law and Order (capítulo 14, segunda temporada, 2003: "Probability"), Eams deja ver en un comentario sarcástico que Goren es el hermano mayor de un excéntrico experto llamado Wally Stevens, del cual Goren descubre que tiene las características de un afectado por el Síndrome de Asperger.
  • En la serie Arthur (episodio 7, temporada 13, 2010: "George and the Missing Puzzle Piece") George tiene un nuevo amigo Carl que padece el síndrome.
  • En la serie española Doctor Mateo (episodio 4, segunda temporada) el protagonista, Mateo Sancristobal, médico del pueblo asturiano San Martín del Sella, es diagnosticado por un recién llegado psicólogo como "Asperger de libro" por su ceguera continua respecto a los sentimientos ajenos.
  • En la quinta temporada de la serie Grey's Anatomy podemos ver a la Doctora Dixon, experta cirujana cardiotorácica, lo que ilustra a modo de ejemplo el grado de especialización que pueden lograr las personas que poseen este síndrome.
  • En la tercera temporada de la serie Skins se introduce al personaje JJ, interpretado por Ollie Barbieri. JJ sufre de Asperger, esto queda confirmado en el capítulo 7 de la serie, titulado JJ, en el que en una escena se aprecia una hoja con el diagnóstico de Asperger, entre otras enfermedades, como trastorno obsesivo compulsivo, etc.
  • En la recta final de la tercera temporada de la serie argentina Casi Ángeles, la jefa de ministros (Mercedes Funes) habla sobre el operativo Asperger, y se menciona que ella fue ingresada en un instituto donde con técnicas de aislamiento sensorial le producían una especie de apatía, similar al síndrome de Asperger.
  • En la serie The Middle, el personaje de Brick Heck podemos notar que tiene síndrome de Asperger.
  • En la Telenovela Venezolana La mujer perfecta, el personaje Protagónico Micaela Gómez interpretado por Mónica Spear podemos observar a una chica muy inteligente (superdotada) incapaz de integrarse socialmente y observar a los ojos a las personas que la rodean, donde se evidencia que padece el síndrome. El personaje ha sido muy aclamado por la crítica y el público por un dominio en las expresiones y lenguaje corporal.
  • En la serie Parenthood, al personaje Max Braverman se le diagnostica síndrome de Asperger en el segundo capítulo de la primera temporada, lo cual afectara las interacciones dentro de su familia.
  • En la serie "Community" el personaje de Abed padece el síndrome.
  • En el manga y anime Soul Eater, Crona muestra varios síntomas relacionados con el síndrome de Asperger, aunque queda implícito que se debe más al aislamiento que sufrió a temprana edad que a una patología natural.
  • En el manga y anime Death Note, los personajes L y Near son claros ejemplos de este síndrome. Por sus habilidades y vidas sociales casi nulas, sus obsesiones, comportamientos repetitivos y el hecho de ser superdotados.
  • En el manga y anime Naruto: Shippuden, el personaje Sai padece este síndrome. Esto se hace evidente ya que él lleva consigo un libro que trata de como relacionarse con las personas y como hacer amigos, tener un gran talento para las artes ninja, una gran habilidad de dibujo y no mostrar emoción alguna, además de que no comprende los sentimientos gracias al entrenamiento al que ha sido sometido.
  • En el programa America's Next Top Model una de las concursantes de la novena temporada, Heather Kuzmich, padece el síndrome de Asperger y déficit de atención. Durante la serie, se puede ver el comportamiento de un paciente con una etapa medianamente avanzada de dicho síndrome. Se puede notar que la concursante tiene un talento innato para modelar a pesar de que no lo hace mirando directamente a la cámara.
  • También sufre el síndrome la actriz estadounidense Daryl Hannah.

  En la música

  • En el mundo de la música independiente el caso más conocido es el de la cantante neozelandesa Philipa "Pip" Brown (Wellington, 1981),conocida artísticamente como Ladyhawke.
  • Craig Nicholls, cantante principal, compositor, y guitarrista del grupo de rock "The Vines" padece este síndrome.
  • Gary Numan fue diagnosticado con Síndrome de Asperger por su esposa, que es médico profesional.

  Véase también

  Bibliografía

  • Asperger, Hans (1944). «Die Autistischen Psychopathen». Kindesalter Archiv für Psychiatrie und Nervenkrankheiten (117):  pp. 76-136. 
  • Baron-Cohen, Simon (2010). Autismo y síndrome de Asperger. Traducido por Sandra Chaparro. Madrid: Alianza. ISBN 978-84-206-6941-0. 
  • Martín Borreguero, Pilar (2004). El síndrome de Asperger. ¿Excentricidad o discapacidad social?. Madrid: Alianza. ISBN 84-206-4179-0. 
  • Alonso Peña, José Ramón (2009). Autismo y síndrome de Asperger. Guia para familiares, amigos y profesionales. Salamanca: Amarú Ediciones Salamanca. ISBN 978-84-8196-212-3. 

  Referencias

  1. Pichot, Pierre (Coordinador general); López-Ibor Aliño, Juan J. (Director edición española); Valdés Miyar, Manuel (Coordinador edición española) (1995), DSM-IV Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, Primera edición en EE.UU. por la American Psychiatric Association, Washington, D.C., 1994., Barcelona: Masson S.A., pp. 73 y 79, ISBN 84-458-0297-6 
  2. a b Wing, Lorna (febrero 1981). «Asperger's Syndrome: a Clinical Account» (en inglés). Psychological Medicine 11 (1):  pp. 115-130. doi:10.1017/S0033291700053332. ISSN 0033-2917. PMID 7208735. http://www.mugsy.org/wing2.htm. Consultado el 17/12/2010. 
  3. «Conclusiones II Congreso Internacional sobre Síndrome de Asperger». Citado en: Espectro Autista.Info (19 al 21 febrero 2009). Consultado el 19 de diciembre de 2010.
  4. J. Artigas (2000). «Aspectos neurocognitivos del Síndrome de Asperger» (PDF). Revista de Neurología Clínica 1:  pp. 34-44. http://ardilladigital.com/DOCUMENTOS/DISCAPACIDADES/TGD-TEA/SINDROME%20ASPERGER/Aspectos%20neurocognitivos%20del%20sindrome%20de%20Asperger%20-%20Artigas%20-%20articulo.pdf. Consultado el 4 de junio de 2011. 
  5. López R., Munguía A. (2008). «Síndrome de Asperger» (PDF). Revista del Pstgrado de Psiquiatría UNAH 1 (3). http://cidbimena.desastres.hn/RHPP/pdf/2008/pdf/Vol1-3-2008-4.pdf. Consultado el 4 de junio de 2011. 
  6. Roy, Mandy (2009) (en alemán), Das Asperger-Syndrom im Erwachsenenalter, 106, pp. 59–64, doi:10.3238/arztebl.2009.0059, http://www.aerzteblatt.de/v4/archiv/artikel.asp?src=heft&id=63173 
  7. A. Fernández-Jaén, D. Martín Fernández-Mayoralas, B. Calleja-Pérez, N. Muñoz Jareño (2007). «Síndrome de Asperger: diagnóstico y tratamiento» (PDF). Revista de Neurología 44:  pp. 53-55. PMID 17347946. http://www.neurologia.com/pdf/Web/44S02/xS02S053.pdf. Consultado el 4 de junio de 2011. 
  8. Rafael Jorreto Lloves. «Síndrome de Asperger». Psicopedagogía.com. Consultado el 17 de mayo de 2011.
  9. Butman, Judith (2001). «La cognición social y la corteza cerebral» (PDF). Revista neurológica Argentina 26 (3):  pp. 117-122. ISSN 0325-0938. http://www.sna.org.ar/pdf/publicacion/vol_26_2001/n3/v26n3_p117_122.pdf. Consultado el 17 de mayo de 2011. 
  10. Baron-Cohen, Jennifer; Richler; Bisarya, Dheraj; Gurunathan, Nhishanth; Wheelwright, Sally (febrero 2003). «The systemizing quotient: an investigation of adults with Asperger syndrome or high-functioning autism, and normal sex differences» (en inglés, PDF). The Royal Society 358 (1430):  pp. 361-374. doi:10.1098/rstb.2002.1206. http://intraspec.ca/autism/2003_BCetal_sysquoAS.pdf. Consultado el 17 de mayo de 2011. 
  11. Simon Baron-Cohen, Sally Wheelwright, Janine Robinson y Marc Woodbury-Smith (diciembre 2005). «The Adult Asperger Assessment (AAA): A Diagnostic Method» (en inglés, PDF). Journal of Autism and Developmental Disorders 35 (6):  pp. 807-819. doi:10.1007/s10803-005-0026-5. PMID 16331530. http://www.autismresearchcentre.com/docs/papers/2006_BCetal_AAA.pdf. 
  12. Dorothy V.M. Bishop, Murray Maybery, Alana Maley, Dana Wong, Wayne Hill, and Joachim Hallmayer (2004). «Using self-report to identify the broad phenotype in parents of children with autistic spectrum disorders: a study using the autism-Spectrum Quotient» (en inglés, PDF). Journal of Child Psychology and Psychiatry 45 (8):  pp. 1431–1436. doi:10.1111/j.1469-7610.2004.00325.x. PMID 15482503. http://psyweb.psy.ox.ac.uk/oscci/dbhtml/abstracts/pdfs/using%20self%20report.pdf. Consultado el 17 de mayo de 2011. 
  13. Helen Muir: Einstein and Newton showed signs of autism, in: New Scientist, 30. April 2003; pro: Ioan James: Singular scientists, in: Journal of the Royal Society of Medicine, 2003, Band 96 (1), S.36–39; Michael Fitzgerald: Einstein: Brain and Behavior, in: Journal of Autism and Developmental Disorders, 2004, Band 30 (6), S. 620-621; contra: Oliver Sacks: Henry Cavendish: An early case of Asperger's syndrome?
  14. Larsson, Stieg. Los hombres que no amaban a las mujeres. Ediciones Destino. España 2005; pág. 578. ISBN 978-607-07-0176-4
  15. Federación Asperger España, Bibliografía
  16. «La Hipótesis del Gran Cerebro». The Big Bang Theory. N.º 2, Temporada 1.
  17. {{cita web | url = http://www.housemd-guide.com/season3/304lines.php | título = House MD Episode Guide: Season 3 #304 "Lines in the Sand"

  Enlaces externos

  Herramientas de diagnóstico

   
               

 

todas las traducciones de Síndrome de Asperger


Contenido de sensagent

  • definiciones
  • sinónimos
  • antónimos
  • enciclopedia

   Publicidad ▼

Investigaciones anteriores en el diccionario :

3104 visitantes en línea

computado en 0,110s

   Publicidad ▼

   Publicidad ▼