» 
alemán árabe búlgaro checo chino coreano croata danés eslovaco esloveno español estonio farsi finlandés francés griego hebreo hindù húngaro indonesio inglés islandés italiano japonés letón lituano malgache neerlandés noruego polaco portugués rumano ruso serbio sueco tailandès turco vietnamita
alemán árabe búlgaro checo chino coreano croata danés eslovaco esloveno español estonio farsi finlandés francés griego hebreo hindù húngaro indonesio inglés islandés italiano japonés letón lituano malgache neerlandés noruego polaco portugués rumano ruso serbio sueco tailandès turco vietnamita

DEUM

homeopatía s f Concepción de la medicina de carácter clínico, que concibe el organismo humano como una totalidad, tanto física como espiritual, y define los remedios con que se tratan las enfermedades de acuerdo con esa concepción, bajo el principio de administrar pequeñísimas dosis de medicamento que, en grandes cantidades, producirían los mismos síntomas que trata de curar.

definición - homeopatia

definición de homeopatia (Wikipedia)

   Publicidad ▼

ver también - homeopatia

homeopatía (n.)

homeópata, homeopático alopatía

   Publicidad ▼

diccionario analógico

Wikipedia

Homeopatía

                   

La homeopatía (del griego ὅμοιος homoios, ‘similar’ y πάθος pathos, ‘sufrimiento’) es un tipo de medicina alternativa[nota 1] caracterizada por el empleo de preparados altamente diluidos que pretenden crear los mismos síntomas que sufre el paciente. Fue concebida a finales del siglo XVIII por el médico sajón Samuel Hahnemann (17551843) como una forma de mejorar el espíritu vital del cuerpo.[1] Su premisa fundamental es "lo similar se cura con lo similar", asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curarse con algo que cause esos mismos síntomas.

Hahnemann propuso la homeopatía como una alternativa más benigna y moderada a la medicina de la época, que estaba basada aún en la teoría de los humores hipocrática y utilizaba la sangría y la purgación como herramientas principales. La homeopatía ignora el método científico, basándose en fundamentos filosóficos axiomáticos, por lo que no se considera una ciencia.[1] En concreto, propone una aproximación holística a la salud a partir de los siguientes principios: la integración del individuo con la naturaleza, el equilibrio individual, la existencia de un "dinamismo vital" que regeneraría de forma natural los daños causados por las enfermedades, la individualidad del organismo de cada persona (que exigiría por tanto un tratamiento individualizado), «lo semejante se cura con lo semejante» (similia similibus curantur) y la dilución extrema.[2]

La homeopatía afirma que cuanto más diluido en agua esté un ingrediente activo más potente se hace; proceso al que llaman «dinamización». Los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente una sustancia y sacudiendo repetidas veces la disolución. Tras las sucesivas diluciones solo quedan presentes cantidades extremadamente bajas de principio activo, e incluso el número de diluciones puede alcanzar tal grado que no quede ni una molécula de la sustancia original;[3] por lo que en la actualidad los homeópatas han recurrido a la supuesta premisa de la "memoria del agua" para explicar los supuestos efectos de estas terapias, pero sin ninguna base experimental ni científica.[4] A pesar de que la ciencia descarta la viabilidad de estas terapias,[5] gozan de una amplia popularidad, llegando a ser financiadas o cubiertas por algunos sistemas de sanidad pública o seguridad social,[6] así como por universidades como la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía[7] del Instituto Politécnico Nacional.

La posición dominante en la literatura científica es que la homeopatía no ha sido capaz de demostrar por medios objetivos una efectividad específica, es decir, mayor que la del efecto placebo, y que ello no se puede considerar una forma de terapia basada en evidencias.[8] [9]

Los estudios y prácticas homeopáticas se publican en revistas específicas o de medicina alternativa, como Homeopathy. La posición de la comunidad homeópata es que esta práctica es efectiva en el tratamiento de una multitud de patologías, y que los resultados de los ensayos clínicos que no avalan su posición son complejos y su metodología científica no se adapta a la especificidad de la homeopatía.[10]

Contenido

Base teórica

La homeopatía es una filosofía vitalista que atribuye la causa de la enfermedad a las perturbaciones sufridas por una "fuerza vital" hipotética. Estas perturbaciones se manifiestan en síntomas. Los homeópatas afirman que la supuesta "fuerza vital" tiene capacidad para reaccionar ante perturbaciones internas o externas, según lo que denominan "ley de susceptibilidad".

De acuerdo con esta "ley" homeopática de susceptibilidad, incluso un estado mental negativo podría atraer a unos hipotéticos causantes de enfermedad denominados "miasmas", que afectarían al cuerpo provocando los síntomas de enfermedad.[11] Sin embargo, Hahnemann rechazaba la noción de que la enfermedad fuera una entidad separada o invasora, e insistía en que siempre era parte del "total viviente", esto es, del individuo.[12]

La "ley de similitud" de Hahnemann

La teoría de la homeopatía sostiene que los mismos síntomas que provoca una sustancia tóxica en una persona sana pueden ser curados por un remedio preparado con la misma sustancia tóxica, siguiendo el principio enunciado como similia similibus curantur (‘lo similar se cura con lo similar’). A este axioma se le denomina "ley de similitud".

La ley de similitud constituye una afirmación no demostrada científicamente que se toma como axioma en la homeopatía, y por tanto no constituye una ley natural ni un fundamento científico válido.[13]

El concepto homeopático de enfermedad difiere del de la medicina: considera que la raíz del mal es espiritual (energético) en vez de físico, y que el malestar se manifiesta primero con síntomas emocionales (como ansiedad y aversiones), pasando a ser si no se tratan a tiempo síntomas mentales, conductuales y por último físicos. Como resume G. Weissmann,[14] para Hahnemann la enfermedad no es causada por ningún agente físico discreto, sino por la falta de armonía con la «fuerza vital»; para expresar la inexistencia de dichos agentes, se preguntaba «¿Ha visto alguien alguna vez la materia de la gota o el veneno de la escrófula?» Unas décadas después de la muerte de Hahnemann, Garrod demostró que el urato monosódico es «la materia de la gota» y Koch que Mycobacterium tuberculosis es «el veneno de la escrófula».

Remedios homeopáticos

  Remedios homeopáticos.

El libro Materia médica pura[15] es un repertorio homeopático, un listado de síntomas asociados a sustancias o remedios, utilizado para identificar el remedio más apropiado para cada caso. Se redactó mediante ensayos homeopáticos, observando los síntomas que una materia produce en uno o más voluntarios. Por ejemplo, el investigador bebe una dosis tóxica de la sustancia y anota todos los síntomas físicos, mentales, emocionales y de comportamiento que padece. La sustancia, convenientemente preparada, será empleada en adelante para tratar esos mismos síntomas. James Tyler Kent, que publicó su repertorio en 1905, recoge unos 700 remedios diferentes. En la actualidad, se usan cerca de 3,000 remedios distintos en homeopatía, de los cuales 150 se consideran de uso común.

La preparación de los remedios homeopáticos, conocida como dinamización o potenciación, consiste en una serie de diluciones seguidas de agitaciones, diez fuertes sacudidas contra un cuerpo elástico tras cada proceso de dilución. Se cree que la vigorosa agitación ("sucusión") que sigue a cada dilución transfiere parte de la "esencia espiritual" de la sustancia al agua. El factor de dilución de cada etapa es tradicionalmente de 1:10 (potencia D o X) o de 1:100 (potencia C), aunque recientemente se han realizado potencias LM (factor de dilución de 1:50.000 en cada etapa).

La elección de la potencia prescrita depende de cuán asentada esté la enfermedad diagnosticada, siendo 12 el punto de partida típico para males agudos, y 30 para males crónicos. El factor de dilución se considera mucho menos importante que el número de diluciones sucesivas. Las potencias D son, por lo general, las preferidas en Europa, mientras que las C prevalecen en los Estados Unidos e India.

A partir de 9C, según el principio físico de Avogadro -que determina el número de moléculas de una sustancia[15] -, ya no existe soluto en la disolución, es decir, ya no existe el producto físico en el agua que la diluye.

El proceso de dilución

La homeopatía define la potencia de sus remedios de acuerdo al número de diluciones: cuanto más diluidos estén, más potentes las considera. El proceso de dilución se llama potenciación. La potencia es un número entero seguido de una X o en ocasiones un C o una CH, de modo que cuanto más alto sea el número, la dilución es mayor. 30X, por ejemplo, está más diluido (por lo tanto, de acuerdo con la homeopatía, es más potente) que 10X. Esto contrasta con los postulados básicos de la medicina convencional y la bioquímica, que establecen que cuanto más ingrediente activo esté presente en un medicamento más fuertes serán los efectos fisiológicos (positivos y negativos).

Una parte de la controversia en torno a la homeopatía se centra en el mecanismo por el que supuestamente actúan estas sustancias tan diluidas. Los críticos afirman que el grado de dilución de las preparaciones homeopáticas es tal que difícilmente pueden contener alguna cantidad de la sustancia diluida, esto es, no hay moléculas de la sustancia «activa» en las diluciones más «potentes». Una X, C o CH equivale a una parte de sustancia activa y noventa y nueve de agua o sustancia inocua, es decir 1/100 de sustancia activa. Más aún, puesto que el agua ha estado en contacto con millones de substancias distintas a lo largo de su historia, un solo vaso de agua sería una dilución de casi cualquier substancia concebible y entonces, de acuerdo a los principios homeopáticos, serviría como tratamiento para casi cualquier enfermedad imaginable. En este sentido el Consejo Australiano contra los Fraudes en la Sanidad (Australian Council Against Health Fraud) lo expresó gráficamente:

Curiosamente, el agua que se ofrece como tratamiento no recuerda las vejigas en que se guardó, ni las sustancias químicas con cuyas moléculas estuvo en contacto, o los otros contenidos de las alcantarillas en las que estuvo, o la radiación cósmica cuyas ráfagas la atravesaron.[16]

Los defensores de la homeopatía dicen que el mecanismo sería irrelevante, porque según ellos funciona. Citan el ejemplo de la aspirina, que se había utilizado durante años sin saber cómo actuaba.[cita requerida] Los críticos responden que hay una diferencia fundamental primero, entre no entender el mecanismo de una medicina probada, y no encontrar ningún mecanismo para un preparado de eficacia no probada; y segundo, en prestar credibilidad a una hipótesis que entra en profunda contradicción con el conocimiento bien establecido sobre las leyes de la materia y de la vida.

Mientras tanto, los estudios de eficacia no logran despejar la controversia, porque la ausencia de efectividad comprobable suele ser achacada por algunos partidarios a la supuesta inadecuación de los métodos de ensayo clínico, que atendería casos únicos y no problemas parametrizables, del tipo que pueden investigarse científicamente. No se ha conseguido proponer un mecanismo de acción que concilie las afirmaciones de la homeopatía con los conocimientos actuales de física, química y biología.

Historia de la homeopatía

  Pintura alegórica de Alexander E. Beideman (1857) que muestra el horror con que la homeopatía y Samuel Hahnemann contemplan a la medicina de la época.

La homeopatía fue propuesta como un nuevo método terapéutico por el médico alemán Samuel Hahnemann (1755-1843), quien lo concibió entre los últimos años del siglo XVIII y los primeros del XIX, publicando la primera edición de su obra magna, Organon der rationellen Heilkunde, en 1810. Hahnemann la presentó como respuesta a la terapéutica predominante de la época, identificada por él como sistema alopático o alopatía, en contraposición a su propio sistema. Aunque ramas del saber médico como la anatomía y la fisiología habían dado importantes pasos para convertirse en científicas, sobre todo desde el Renacimiento, la terapéutica seguía siendo dominada por las enseñanzas de Hipócrates y de Galeno, y se venía tratando a los enfermos mediante medidas extremas como purgantes, eméticos (vomitivos) y, sobre todo, sangrías —extracción deliberada de sangre—, a menudo hasta el límite del desmayo. Una evaluación con los conocimientos actuales de esta etapa de la historia del arte terapéutico lleva a la conclusión de que los médicos estuvieron haciendo más mal que bien durante esos casi dos mil años. La propuesta de Hahnemann resultaba mucho más benigna, porque desde el principio propuso la utilización de preparaciones muy diluidas, aunque no tanto como las que se han venido usando después, precisamente para evitar los efectos negativos.

A mediados del siglo XIX la terapéutica convencional comienza a valerse de los resultados de la investigación científica, sobre todo los de la biología y la química, identificando la causa de muchas enfermedades como resultado de agentes infecciosos, y empezando a examinar estadísticamente los datos epidemiológicos. El desarrollo de métodos estadísticos y experimentales, como la prueba controlada aleatoria, para la evaluación de las medidas terapéuticas, ha alejado a la medicina del siglo XX del estado de cosas que conoció Hahnemann. En contra de los reproches de éste, ni entonces ni ahora, los recursos terapéuticos se buscan entre los que provocan síntomas opuestos a los del paciente, que es lo que quiso dar a entender con el término alopatía. Sin embargo, en Estados Unidos los médicos no homeópatas aceptan sin problemas esta expresión para su propia práctica, sin preocuparse de su significado.

Hahnemann

Hahnemann 1996.png
 

Hahnemann había abandonado en 1784 el ejercicio de la medicina tradicional, desencantado por lo que veía como un esfuerzo inútil o contraproducente, a pesar de la aceptación acrítica de la mayoría de sus contemporáneos, y se dedicó durante un tiempo a la traducción. Ocupándose de una obra del escocés W. Cullen, encontró en ella motivos de desacuerdo respecto a la explicación de las virtudes de la quinina, y emprendió sus propias investigaciones, como era frecuente en la época, sobre él mismo. Observó que los síntomas provocados por la ingestión de quinina coincidían con los de las fiebres palúdicas para las que estaba indicada, aunque se ha deducido de sus anotaciones que él debía ser hipersensible. Esta constatación le inspiró la interpretación de que «aquello que puede dar lugar a un conjunto de síntomas en un individuo sano puede curar a uno enfermo que presente ese mismo conjunto de síntomas», recuperando un viejo principio, similia similibus curantur (lo semejante se cura con lo semejante), en una generalización que es el fundamento de la terapéutica hahnemanniana.

La ciencia moderna considera que, aunque la formación de la hipótesis fue racional, es de hecho falsa. Actualmente la investigación terapéutica se basa en el rastreo de las propiedades biológicas de las sustancias con sistemas simplificados, como cultivos de tejidos y modelos animales, y en la investigación biológica de los mecanismos moleculares y celulares, normales y patológicos, de las funciones biológicas. No importa si el tratamiento induce síntomas iguales (homeopáticos), distintos (alopáticos) u opuestos (antipáticos). Tampoco se excluye el uso del propio agente patológico (recursos isopáticos), como en la aplicación de vacunas. Lo único que importa es la verificación de los efectos, tanto terapéuticos como secundarios, mediante procedimientos objetivos, cuyos resultados se puedan valorar independientemente de las expectativas de los agentes implicados, investigadores y pacientes, es decir, mediante procedimientos científicos.

Kent

  El Repertorio homeopático de materia médica, escrito por James Tyler Kent.

La homeopatía, como sistema, fue refinada y popularizada por el estadounidense James Tyler Kent. Se basa en la teoría de que cada elemento, planta y compuesto mineral puede, si se ingiere o aplica, producir ciertos síntomas. Hahnemann creía que, diluyendo estas sustancias de un modo sistemático, alcanzaría la verdadera esencia de la sustancia. Hahnemann describió este proceso de dilución como «potenciación» (en alemán, potenziert) de la sustancia. Estas cantidades diluidas podrían usarse para tratar todos los síntomas que se sabe que producen.

Hahnemann y sus estudiantes abordaron sus tratamientos de un modo holístico, lo que significa considerar el cuerpo y el espíritu como un todo, no sólo la enfermedad a tratar. El propio Hahnemann permaneció largas temporadas con sus pacientes, preguntándoles no solo por sus síntomas o enfermedades, sino también detalles sobre sus vidas cotidianas. Se dice que el modo amable de actuar de los homeópatas es una reacción a los métodos violentos de la medicina de entonces, que incluía técnicas como la sangría como algo cotidiano.

De acuerdo con los homeópatas, la medicina convencional ve los síntomas como signos de enfermedad (aunque algunos científicos actuales ven en esto una descripción simplista). Los modernos tratamientos intentan combatir la enfermedad eliminando la causa de los síntomas. Según la homeopatía, sin embargo, los síntomas son en realidad la forma que tiene el cuerpo de combatir el mal. La homeopatía propone que esos síntomas deben ser potenciados prescribiendo un remedio en dosis minúsculas, el cual en grandes dosis produciría los mismos síntomas que presenta el paciente. En el discurso actual de la homeopatía se expresa que los remedios homeopáticos pretenden estimular el sistema inmunitario, colaborando en la curación, alegación que comparte con la mayoría de las terapias alternativas consideradas pseudocientíficas.

Prevalencia y regulación

  Aunque la homeopatía es considerada una pseudociencia sin efectos demostrados, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), una institución pública mexicana de educación en los niveles medio-superior, superior y postgrado, en Ciudad de México, sostiene con fondos públicos la denominada: Licenciatura en Médico Cirujano y Homeópata.[17]

La homeopatía es aceptada en algunos países, como complemento de la atención médica moderna, y frecuentemente al lado de otras prácticas de sanación. Además de los titulados en homeopatía, algunos médicos aplican también terapias homeopáticas. Sin embargo, la homeopatía ha sido rechazada y clasificada como pseudociencia por la mayoría de los científicos y de la clase médica de los Estados Unidos y Europa Occidental, ya que consideran que sus efectos se deben únicamente al efecto placebo, que puede suscitarse por cualquier práctica que reciba confianza del paciente. No obstante, hay difundido un amplio mercado de tratamientos homeopáticos en parte de Europa y en algunos otros países como la India, Argentina y México; en Francia la homeopatía y otras formas de medicina alternativa son cubiertas parcialmente por la seguridad social [cita requerida](pero en la legislación europea, a diferencia del resto de fármacos, la aprobación no depende de que hayan demostrado su eficacia en ensayos clínicos, sino sólo de su inocuidad).

España

El 14 de diciembre de 2009 la Organización Médica Colegial de España aprobó en Asamblea el reconocimiento de la homeopatía como «acto médico», con el objetivo de que se regule su práctica, evitar que sea llevada a cabo por individuos sin formación apropiada y que esta quede restringida a personal y centros cualificados y acreditados.[18]

En diciembre de 2011 el Ministerio de Sanidad español publicó el "Documento de análisis de situación de las terapias naturales" el cual en sus conclusiones generales plantea:[19]

En general, las revisiones realizadas concluyen que la homeopatía no ha probado definitivamente su eficacia en ninguna indicación o situación clínica concreta, los resultados de los ensayos clínicos disponibles son muy contradictorios y resulta difícil interpretar que los resultados favorables encontrados en algunos ensayos sean diferenciables del efecto placebo.[20]

Reino Unido

En Gran Bretaña hay cuatro hospitales homeopáticos integrados dentro del Sistema Nacional de Salud británico[21] (National Health Service), destacando el Royal Homeopathic Hospital de Londres y el Glasgow Homoeopathic Hospital.

En junio de 2009 Evan Harris, médico portavoz en materia científica de los Demócratas Liberales de la Cámara de los Comunes, se hacía eco en The Guardian de las protestas de algunos médicos y miembros del parlamento contra el gasto de millones de libras que el National Health Service (Servicio Nacional de Salud) realiza en tratamientos homeopáticos sin efectividad demostrada. A lo que Peter Fisher, del Royal London Homeopathic Hospital y David Peters, director de medicina integrada en la Universidad de Westminster contraponían el derecho democrático de los pacientes a escoger el tipo de tratamiento que deseen.[22]

Recomendaciones para acabar con su financiación pública

En febrero de 2010, el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los comunes concluyó que la homeopatía debía dejar de etiquetarse como una medicina, a la vista de la inexistencia de base científica más allá del placebo. Además, solicita que el NHS deje de financiar este producto, ya que es una forma de avalarlo y de ir en contra de sus principios, puesto que esta institución sólo financia tratamientos "tras seguir una apropiada consideración de sus pruebas".[21] [23]

En junio de 2010 la British Medical Association (Asociación Médica Británica) acordó calificar la homeopatía de disparate e incidió en los posibles perjuicios que podría conllevar al paciente el abandono de tratamientos convencionales por otros homeopáticos.[24]

Informe del Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes

Extractos del informe:[25]

Any specific mechanism of action based on extreme dilution is implausible and regarded as unsupportable by the majority of scientists working in this field.[26] ‘Cualquier mecanismo de acción basado en la dilución extrema es inverosímil, y considerado como insostenible por la mayoría de los científicos que trabajan en este campo.’
We conclude that the principle of like-cures-like is theoretically weak. It fails to provide a credible physiological mode of action for homeopathic products. We note that this is the settled view of medical science.[27] ‘Concluimos que el principio de que lo similar se cura con lo similar es teóricamente débil. Falla al establecer en los productos homeopáticos una forma de acción fisiológica creíble. Esta es la conclusión aceptada por la ciencia médica.’
not even a single molecule of the original substance remains in the diluted medicine prescribed to the patient.[28] ‘ni una sola molécula de la sustancia original permanece en la medicina diluida prescrita al paciente.’
We consider the notion that ultra-dilutions can maintain an imprint of substances previously dissolved in them to be scientifically implausible.[29] ‘Consideramos que la noción de que las ultradiluciones pueden mantener una huella de las sustancias previamente disueltas en ellas es científicamente insostenible.’
In our view, the systematic reviews and meta-analyses conclusively demonstrate that homeopathic products perform no better than placebos. The Government shares our interpretation of the evidence. We asked the Minister, Mike O’Brien, whether the Government had any credible evidence that homeopathy works beyond the placebo effect and he responded: “the straight answer is no”.[30] ‘En nuestra opinión las revisiones sistemáticas de artículos y los meta-análisis demuestran absolutamente que los productos homeopáticos no funcionan mejor que los placebos. El Gobierno comparte nuestra interpretación de la evidencia. Preguntamos al ministro Mike O’Brien si el Gobierno tenía alguna evidencia creíble de que la homeopatía funcionara por encima del efecto placebo y respondió: “la respuesta directa es no”. ’
There have now been around 200 trials of homeopathy against placebo sugar pills and, taken collectively, they show that there is no evidence that homeopathy pills are any better than a placebo. […] it is not worth doing any more placebo controlled trials because you would be throwing good money after bad and you would have to have a huge number of very strongly positive trials to outweigh all of the negative ones.[31] ‘Hay unos 200 estudios clínicos de homeopatía frente a placebos de pastillas de azúcar y, tomados en su conjunto, muestran que no hay evidencias de que los remedios homeopáticos sean mejores que los placebos. (…) no merece la pena hacer más estudios clínicos controlados sobre placebos porque estaríamos tirando el dinero y tendríamos que tener un gran número de estudios con resultados positivos muy contundentes para que pudieran contrarrestar los estudios negativos actuales. ’
There has been enough testing of homeopathy and plenty of evidence showing that it is not efficacious. Competition for research funding is fierce and we cannot see how further research on the efficacy of homeopathy is justified in the face of competing priorities.[32] ‘Ha habido suficientes estudios clínicos sobre homeopatía y hay evidencias contundentes de que la homeopatía no es eficaz. Hay una gran competencia para conseguir fondos para la investigación y nosotros no vemos cómo se puede justificar una mayor investigación de la eficacia de la homeopatía a la vista de las prioridades actuales.’
The Government should stop allowing the funding of homeopathy on the NHS.[33] ‘El Gobierno debería parar la aportación de fondos para la homeopatía en el NHS (National Health System).’
We conclude that placebos should not be routinely prescribed on the NHS. The funding of homeopathic hospitals—hospitals that specialise in the administration of placebos—should not continue, and NHS doctors should not refer patients to homeopaths.[34] ‘Concluimos que los placebos no deberían ser prescritos rutinariamente en el NHS (National Health System). La financiación de los hospitales homeopáticos —hospitales que se especializan en la administración de placebos— no debería continuar, y los doctores del NHS (National Health System) no deberían mandar a sus pacientes a los homeópatas.’
By providing homeopathy on the NHS and allowing MHRA licensing of products which subsequently appear on pharmacy shelves, the Government runs the risk of endorsing homeopathy as an efficacious system of medicine. To maintain patient trust, choice and safety, the Government should not endorse the use of placebo treatments, including homeopathy. Homeopathy should not be funded on the NHS and the MHRA should stop licensing homeopathic products.[35] ‘Al prescribir homeopatía en el NHS (National Health System) y permitir al MHRA (Medicines and Healthcare products Regulatory Agency) licenciar productos que después están en los estantes de las farmacias, el Gobierno corre el riesgo de avalar la homeopatía como un sistema eficaz de medicina. Para mantener la confianza del paciente, la libre elección y la seguridad, el Gobierno no debería avalar el uso de tratamientos de placebos, incluyendo la homeopatía. La homeopatía no debería ser financiada en el NHS y el MHRA debería parar las licencias de productos homeopáticos.’
Q4 Chairman: I did not ask you that question. I said do they work beyond the placebo effect? Mr Paul Bennett, Professional Standards Director and Superintendent Pharmacist, Boots: I have no evidence before me to suggest that they are efficacious, and we look very much for the evidence to support that, and so I am unable to give you a yes or no answer to that question. Q5 Chairman: You sell them but you do not believe they are efficacious? Mr Bennett: It is about consumer choice for us. A large number of our consumers actually do believe are efficacious, but they are licensed medicinal products and, therefore, we believe it is right to make them available.[36] ‘Q4 Presidente: No le he preguntado eso. Dije: ¿funcionan por encima del efecto placebo?

Paul Bennett, Director de Estándares Profesionales y Superintendente Farmacéutico de la cadena de farmacias Boots: No tengo evidencias que sugieran que son eficaces, y nosotros buscamos concienzudamente evidencias que lo soporten, y por tanto no soy capaz de responder con un sí o un no a esa pregunta.

Q5 Presidente: Ustedes las venden, pero ¿ustedes no creen que son eficaces?

Paul Bennett: Es una elección del consumidor. Un gran número de nuestros clientes creen que son eficaces, pero como son productos con licencia medicinal, creemos que lo correcto es hacerlos accesibles.’

The homeopathic market in Europe is £1.5 billion. One in four prescriptions in France is homeopathic, so this is a sizeable European business. In this country the market is very small by comparison—about £30 million.[37] ‘El mercado homeopático en Europa es de 1.500.000.000 libras esterlinas (1.710.000.000 euros en enero de 2010). Una de cada cuatro recetas en Francia es homeopática, por lo que es un negocio considerable en Europa. En este país (Reino Unido) el mercado es muy pequeño por comparación—unas 30.000.000 libras esterlinas (34.200.000 euros en enero de 2010). ’

Francia

En el país galo el ejercicio de la homeopatía está reservado exclusivamente a los médicos. Este país ha incluido dentro de su farmacopea una monografía titulada Preparations Homéopathiques[cita requerida] que enseña acerca de los métodos para controlar y preparar medicinas homeopáticas, así como sus denominaciones farmacéuticas y niveles de dilución (o potenciación) permitidos. Está cubierta parcialmente (35%) por la seguridad social.[38]

Alemania

Actualmente, en Alemania, los tratamientos homeopáticos ya no son financiados por la Seguridad Social. La homeopatía se practica oficialmente por médicos y Heilpraktiker (naturópatas reconocidos, autorizados para practicar la medicina exceptuando cierto número de actos médicos), debidamente titulados, ya sea en centros privados, ya sea en las universidades[cita requerida]. En el caso de los médicos, la escuela de referencia es la D.Z.H.A. (Unión Alemana de Médicos Homeópatas), que promueve la investigación y estudios de tipo científico sobre homeopatía, estando encargada de realizar cursos y de representar a los homeópatas ante el estado alemán.

Estados Unidos

En los Estados Unidos, los remedios homeopáticos están regulados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés). Sin embargo, la FDA trata los preparados homeopáticos de un modo significativamente diferente a como trata a los medicamentos convencionales. Los productos homeopáticos no necesitan ser aprobados por la FDA antes de salir al mercado, no se les exige probar su seguridad, ni se les pide etiquetar sus productos con fechas de caducidad, ni son sometidos a pruebas que verifiquen sus contenidos y potencial. Las etiquetas de los productos homeopáticos, al contrario que los medicamentos convencionales, no tienen que identificar sus principios activos dado que tienen muy poca cantidad, o ninguna en absoluto. Los medicamentos que tratan enfermedades graves solamente se pueden expender con prescripción facultativa, mientras que los productos homeopáticos que dicen tratar esas mismas enfermedades no tienen esta limitación, porque no son considerados medicinas.

Argentina

En la República Argentina la homeopatía y su farmacopea relacionada no es considerada por la ciencia médica y en función de esto no es sometida a la vigilancia y control de la medicina. Pero para poder inscribirse en alguna escuela homeopática es necesario ser médico o farmacólogo. Esto implica haber pasado por una facultad de medicina o farmacia (pública o privada), haberse diplomado y poseer matrícula habilitante por los respectivos colegios profesionales.

México

A finales del siglo XIX, en México, en 1895 se reconoce oficialmente la enseñanza y práctica de la homeopatía, a través de un decreto promulgado el 31 de julio de 1895 por el presidente Porfirio Díaz, ante la insistencia de médicos homeópatas encabezados por Joaquín Segura y Pesado, Ignacio María Montaño, Fernando Gómez Suárez e Ignacio Fernández de Lara,[39] creándose la Escuela Nacional de Medicina Homeopática (ENMH) y el Hospital Nacional Homeopático (HNM).[40] [41]

En la actualidad, para ser médico homeópata se debe estudiar una carrera de 7 años en alguna de las dos instituciones que ofrecen la licenciatura: la Escuela Libre de Homeopatía de México, I. A. P. (ELH), cuyos egresados reciben la denominación de Médico Homeópata Cirujano y Partero, o la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional, que da el título de Médico Cirujano y Homeópata. Otra posibilidad y sólo si se cuenta con un título médico, es hacer estudios de postgrado. La especialidad puede cursarse en la ENMH, en Homeopatía de México A. C. (en el Distrito Federal) o en varias escuelas del interior de la República Mexicana, como las de Culiacán, Puebla, Monterrey, Nayarit o Oaxaca.[42]

Finalmente, los laboratorios que fabrican productos homeopáticos en México debe cumplir con la legislación vigente, cuyos requisitos de calidad son muy parecidos a los que se aplican en el caso de los productos alópaticos, por lo que deben contar con registro, pruebas de estabilidad que avalen la vigencia de su caducidad y estudios clínicos, sin olvidar que deben cumplir con la regulación NOM-059-SSA1-1993, Buenas prácticas de fabricación para establecimientos de la industria químico-farmacéutica dedicada a la fabricación de medicamentos.[43]

Australia

En un borrador hecho público en 2012 la NHMRC afirma:

NHMRC's position is that it is unethical for health practitioners to treat patients using homeopathy, for the reason that homeopathy (as a medicine or procedure) has been shown not to be efficacious. La posición de la NHMRC es que no es ético el tratamiento de pacientes con homeopatía por parte de profesionales de la salud, pues se ha demostrado que ésta no es eficaz.
DRAFT NHMRC Public Statement on Homeopathy[44]

Críticas a la homeopatía

Efectividad igual a un placebo

En un estudio con el medicamento homeopático "arnica montana", se llegó a la conclusión de que la efectividad era similar a la del efecto placebo.[45] Al estar tan diluidos, se consideran bastante inocuos, pero no hay que olvidar los problemas que pueden derivar de la renuncia a terapias efectivas por sí mismas (ya se conocen unos 40 casos de muerte por ese motivo y cerca de 400 que han sufrido nuevas enfermedades o empeoramientos de las mismas[46] ), ni el efecto nocebo, contrario al placebo. En el terreno de los males crónicos mal definidos es en el que mejor funciona el efecto placebo, dado que son más sensibles a la relación humana entre el enfermo y el sanador.

Los defensores y los oponentes de la homeopatía discrepan sobre si los ensayos científicos con el uso de placebos y métodos homeopáticos han sido satisfactorios. Algunos ensayos clínicos han producido resultados positivos en los límites de la significación estadística, pero los críticos se apoyan en que nunca un ensayo de una mínima calidad ha producido resultados claros en favor de la eficacia de la homeopatía. En 1997, la revista médica británica The Lancet publicó un meta-análisis de 89 ensayos clínicos, que dio una conclusión ambigua que sirvió para alimentar tanto a los defensores como a los detractores de la homeopatía. Pero un nuevo metaanálisis (27-8-2005) en la misma revista, esta vez de 110 trabajos primarios, contiene la inequívoca conclusión de que los efectos clínicos de la homeopatía son efectos placebo.[47]

Respecto a este metaanálisis, el Dr. Peter Fisher, del Hospital Homeopático de Londres (Royal London Homoeopathic Hospital, University College), indicó en carta a la misma revista The Lancet dudas sobre la selección de ensayos de este trabajo, del que sospecha el propósito intencionado de desacreditar a la homeopatía. Según Fisher los motivos de dicha selección no se explican en el artículo y su relevancia en la clínica homeopática actual no está clara. Los autores respondieron a estas objeciones, alegando condiciones bien explicadas para la clasificación de los 110 trabajos, incluidos los 8 del grupo especial. El trabajo se realizó dentro de un programa de evaluación por el Gobierno Suizo de la eficacia de las medicinas complementarias, que incluyó un amplio estudio observacional de 10.000 pacientes; 3.000 de ellos fueron tratados con homeopatía. Los efectos del tratamiento homeopático fueron evaluados positivamente respecto a su seguridad, que nadie suele discutir, y economía comparados con los de los tratamientos convencionales. En cuanto a la eficacia curativa, el metaanálisis de la evaluación suiza produjo resultados positivos para la fitoterapia, inconcluyentes para la medicina tradicional china, y dentro de los límites del efecto placebo para la homeopatía (Documento en pdf). En cualquier caso, los resultados de las distintas evaluaciones condujeron al gobierno suizo a interrumpir el pago por la Seguridad Social de las variantes de terapia alternativa previamente financiadas, incluida la homeopatía, por no ajustarse a los criterios requeridos de eficacia y relación coste-beneficio.

Instituciones académicas regladas como la Universidad de Sevilla[48] ofrecen una especialidad médica de homeopatía, mientras otras en España, como Santiago de Compostela,[49] y Murcia[50] ofrecen estudios sobre homeopatía, en forma de cursos de posgrado. Existen fuertes críticas contra esta práctica, como la iniciativa denominada Lista de la vergüenza de universidades españolas con estudios sobre pseudociencias.[51] En Chile también existen fuertes críticas por esto.[52] De la misma manera se puede encontrar la promoción de remedios homeopáticos en farmacias. Algunos explican esta situación por las oportunidades de ganancia económica que ofrece la medicina alternativa, que empiezan a ser comparables con las de la medicina convencional, debido a su menor coste monetario, a pesar del precio de los medicamentos homeopáticos que es desmesuradamente alto si se compara con sus costes de fabricación y la práctica ausencia de gastos de investigación y desarrollo por las compañías que los producen. La cifra de negocios del sector ha superado los 15.000 millones de dólares en Estados Unidos, y una penetración comparable se observa en países europeos.

La homeopatía no es una ciencia

La homeopatía es considerada un residuo pseudocientífico de la alquimia, cuyos resultados se pueden explicar por el efecto placebo. La mayoría de los científicos atribuyen los pocos estudios que han producido resultados ligeramente positivos a la casualidad, porque los resultados no son apenas medibles ni los ensayos reproducibles, a la vez que hay una gran cantidad de experimentos fallidos. Además, la metodología de estas pruebas indica que una pequeña parte de ellas dan falsos positivos.

Desde el punto de vista científico, los datos de observación de la teoría homeopática del medicamento se mantienen dentro de los límites de la incertidumbre estadística, lo que es un indicador del efecto placebo.

Carencia de fundamento científico

Se ha criticado científicamente la falta de consistencia lógica de la supuesta "memoria" del agua, que afirma que el agua de algún modo «recuerda» las propiedades químicas de las moléculas que alguna vez estuvieron en contacto con ella; señalando que el agua "pura" que los propios homeópatas usan estuvo anteriormente en contacto con otros componentes, como residuos químicos, orina, metales radiactivos y venenos varios, que consecuentemente debieron dejar recuerdo en el agua según dicha teoría.

En 1988, un científico francés que trabajaba en el instituto INSERM afirmó haber descubierto que las diluciones altas de sustancias en el agua dejaban una "memoria", proveyendo así una base racional a la ley de los infinitesimales de la homeopatía. Sus hallazgos se publicaron en una revista científica, pero los resultados eran poco creíbles y el trabajo había sido financiado por un fabricante de medicamentos homeopáticos (Nature, 1988). Las investigaciones posteriores, incluidas las de James Randi, descubrieron que la investigación se había llevado de un modo inapropiado. El escándalo tuvo como resultado la suspensión del científico por fraude premeditado.[53]

También se ha señalado que las sucesivas diluciones no incrementan o disminuyen los efectos que la sustancia en cuestión tiene, sino que de hecho no dejan más que agua, destruyendo por completo el agente sanador.[54] En este sentido, Jacques Benveniste recibió el Premio Ig Nobel de Química 1998, parodia de los premios Nobel, «por su importante descubrimiento en homeopatía, que indica que el agua no sólo tiene memoria, sino que esta información se puede transmitir a través de la Red Telefónica y de Internet».[55] [56] [57]

Uno de los argumentos más utilizados en favor de la homeopatía considera la satisfacción de los usuarios como índice pragmático acerca de su eficacia. El error de este razonamiento consiste en que no considera los usuarios que precisamente han abandonado la homeopatía por ineficaz. Se ha señalado también su raíz en el pensamiento mágico: J.G.Frazer clasificó en dos formas la magia simpática, a las que llamó magia homeopática y magia contaminante, basadas respectivamente en la semejanza y el contacto.

El paciente puede rechazar un tratamiento efectivo

Los defensores de la medicina convencional afirman que los pacientes que confían por completo en las técnicas homeopáticas y rechazan la medicina convencional se arriesgan a abandonar los tratamientos de enfermedades fácilmente tratables, como algunos cánceres de piel, hasta que se convierten en intratables.[58] [59] [60] Debe mencionarse que los medicamentos homeopáticos se venden sin control estricto. Estos productos dicen tratar el síntoma y su causa; sin embargo, no se parecen a los tratamientos de los homeópatas tradicionales. La homeopatía tradicional está más reconocida y aceptada en la Europa continental, quizá porque sus seguidores siguen mejor la tradición y el tratamiento con las fórmulas potenciadas que Hahnemann recomendó.

Argumentos de los partidarios de la homeopatía

La visión pragmática

Los partidarios de los tratamientos homeopáticos señalan el hecho de que la mayoría de la gente que busca tratamientos homeopáticos está satisfecha con los resultados.[cita requerida] También dicen que todo tratamiento que haga que el paciente mejore es válido, sin importar si entra en conflicto con el modelo actualmente aceptado de la composición molecular de la materia. Consideran que el hecho de que el efecto placebo esté implicado en esto es un asunto meramente académico, ya que el objetivo no es que la ciencia valide la homeopatía, sino el bienestar del paciente.

Reconciliación con la química molecular

Recientes investigaciones indican que en ciertas situaciones cuanto más diluida está una sustancia, sus moléculas tienden a permanecer juntas.[61] Algunos quieren ver en esto una prueba que apoya las terapias homeopáticas. Sin embargo, estos datos no explican por qué las sustancias necesitan ser diluidas, sólo que deberían seguir activas tras esta preparación (aunque no en las concentraciones que requiere la homeopatía). Es más, este fenómeno no tiene conexiones con la homeopatía porque en estos casos no hay un intento de diluir la molécula. La homeopatía pretende diluir las moléculas hasta que no quede ninguna, mientras que estos experimentos siempre presentan cantidades medibles en la solución. Estos experimentos sólo investigaron las diferencias en las propiedades que las moléculas tienen cuando se agrupan en los grandes polímeros, y en menor medida en los pequeños polímeros u oligómeros.

Estudios controlados y ensayos clínicos

Dana Ullman, en su libro de 1995 The Consumer's Guide to Homeopathy, dedica un capítulo completo a las «Evidencias científicas de la medicina homeopática». Por ejemplo, cita un estudio de 1991 en el que figura:

Tres profesores de medicina holandeses, ninguno de ellos homeópatas, realizaron un meta-análisis de 25 años de estudios clínicos con medicinas homeopáticas y publicaron sus resultados en la revista British Medical Journal[cita requerida]. Este meta-análisis cubrió 107 ensayos controlados, de los cuales 81 mostraban que las medicinas homeopáticas eran efectivas, 24 determinaron que no tenían efectos, y dos no eran concluyentes [cita requerida]. Los profesores concluyeron: «La cantidad de resultados positivos fue una sorpresa para nosotros.»[62] [cita requerida]

Un metaanálisis publicado en la revista Lancet sostiene que:

The results of our meta-analysis are not compatible with the hypothesis that the clinical effects of homoeopathy are completely due to placebo. However, we found insufficient evidence from these studies that homoeopathy is clearly efficacious for any single clinical condition.[63] ‘Los resultados de nuestro metaanálisis no son compatibles con la hipótesis de que los efectos clínicos de la homeopatía sean completamente debidos al efecto placebo. Sin embargo, no encontramos suficiente evidencia de que la homeopatía sea claramente eficaz en alguna condición clínica.’

Algunos médicos homeópatas achacan la falta de apoyos definitivos por parte de ensayos controlados a la ausencia de un trato médico-paciente adecuado para que el tratamiento sea correcto (un argumento que es común a la religión y a las pseudociencias y que contradice el método científico). Otros médicos homeópatas, sin embargo, creen que la investigación justifica la efectividad de la homeopatía, y Ullman afirma que la investigación clínica no necesita ser invalidada por la necesidad de un remedio a la medida del individuo. Por ejemplo, cita un artículo publicado el 10 de diciembre de 1994 en Lancet («¿Son reproducibles las pruebas en favor de la homeopatía?»), que documenta un ensayo clínico sobre el uso de remedios homeopáticos para el tratamiento del asma. También cita otros ensayos, como uno que estudiaba niños con diarrea, que fue documentado en mayo de 1994 en Pediatrics («Tratamiento de la diarrea infantil aguda con medicina homeopática: un ensayo clínico aleatorio en Nicaragua»). Esta disposición a ofrecer predicciones falsables, sería más característica de la protociencia que de la pseudociencia, si no fuera porque la hipótesis homeopática contradice los principios mejor establecidos de la física, de la química y de la biología sin ofrecer explicaciones alternativas.

De hecho, Ullman defiende que los estudios han confirmado que los remedios homeopáticos son efectivos aunque no haya un tratamiento personalizado por parte del médico.[cita requerida] Cita dos estudios, incluyendo uno publicado en marzo de 1989, publicado en British Journal of Clinical Pharmacology, «Evaluación controlada de una preparación homeopática para el tratamiento de síndromes gripales», para defender esta postura. Los llamados «remedios combinados», en los que se mezclan varios preparados homeopáticos, se venden a menudo en los Estados Unidos, y la teoría homeopática tradicional tiende a esta aproximación, aunque Ullman cita ensayos que sugieren lo contrario.

Ullman sostiene, de hecho, que «uno sería prácticamente ciego si ignora el conjunto de datos experimentales que existen sobre las medicinas homeopáticas y niega el conjunto de experimentos de los homeópatas y de sus pacientes. Sólo se puede asumir esta ceguera como una aflicción temporal, que pronto se curará». Los científicos que examinan estos mismos datos afirman que los experimentos no fueron controlados apropiadamente.[cita requerida]

Véase también

Notas

  1. La medicina alternativa es un término que designa diversas prácticas que no pertenecen realmente al campo de la medicina como lo refiere Bratman en The Alternative Medicine Sourcebook (1997) ISBN: 1565656261, y cuya efectividad no ha sido probada consistentemente.

Referencias

  1. a b Sanz, Víctor Javier (2010). «La homeopatía ¡vaya timo!». Ediciones Laetoli.
  2. Diario El Mundo, encarte "Homeopatía", septiembre de 2005
  3. «Un postulado de la homeopatía es que remedios que no contienen moléculas activas pueden tener efectos sobre el organismo humano sano.» Walach, Harald (diciembre 1993). «Does a highly diluted homoeopathic drug act as a placebo in healthy volunteers? Experimental study of belladonna 30c in double-blind crossover design—A pilot study» (en inglés). Journal of Psychosomatic Research 37 (8):  pp. 851–60. doi 10.1016/0022-3999(93)90174-E. http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6T8V-45Y6S4W-D3&_user=987788&_rdoc=1&_fmt=&_orig=search&_sort=d&view=c&_acct=C000049881&_version=1&_urlVersion=0&_userid=987788&md5=e14679ab764c6cc6ce6e91c3a6361628. Consultado el 26 de mayo de 2008. 
  4. Armentia, Javier (2002). «El timo de la homeopatía». Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico.
  5. Diario El País, 23 de febrero de 2010: "La homeopatía carece de base científica, según un informe del Parlamento británico
  6. Jane Elliott (10-04-2005). «Malaria row inspired homeopathy». BBC.
  7. Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional, México
  8. Linde K., Scholz M., Ramirez G., Clausius N., Melchart D., Jonas W.D. (1999). Impact of study quality on outcome in placebo-controlled trials of homeopathy. Journal of Clinical Epidemiology, 52(7), 631-636.
  9. Ernst E. (17 de Diciembre 2002). «A systematic review of systematic reviews of homeopathy.» (en inglés). British Journal of Clinical Pharmacology, 54(6), 577-582. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1046/j.1365-2125.2002.01699.x/full. 
  10. Gold, P. W., Novella, S., Roy, R., Marcus, D., Bell, I., Davidovitch, N., et al. (2008). Homeopathy-quackery or a key to the future of medicine? Homeopathy, 97(1), 28-33, y Novella, S., Roy, R., Marcus, D., Bell, I. R., Davidovitch, N., & Saine, A. (2008). A Debate: Homeopathy-Quackery or a Key to the Future of Medicine? J Altern Complement Med., en prensa.
  11. «Cause of disease», Creighton University School of Medicine, http://altmed.creighton.edu/Homeopathy/philosophy/cause.htm, consultado el 2009-07-31 .
  12. Hahnemann S (1833/1921), The Organon of the Healing Art (5th/6th edición), ISBN 0879832282 .
  13. The Dental Cosmos: A Monthly Record of Dental Science, Editor Edward C. Kirk, D.D.S., Vol. XXXVI, p. 1031-1032
  14. Weissmann (2006). «Homeopathy: Holmes, Hogwarts, and the Prince of Wales». Faseb J 20 (11):  pp. 1755–8. http://www.fasebj.org/cgi/content/full/20/11/1755. 
  15. a b La «Materia Medica Pura» fue escrito por el Dr. Samuel Hahnemann. Existen seis volúmenes y se mencionan 61 medicamentos contenidos en estos volúmenes que primordialmente continúan siendo al día de hoy el fundamento de la homeopatía. Escritos hace más de 200 años, estos textos datan de finales del siglo XVIII.
  16. Singh, S., & Ernst, E. (2008). Trick or Treatment? Alternative Medicine on Trial. Bantam Press, London.
  17. Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del Instituto Politécnico Nacional, México
  18. «La OMC reconoce la homeopatía como acto médico que habrá de realizar personal cualificado en centros sanitarios autorizados».
  19. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad (30 de agosto de 2011). «Curar "Documento de análisis de situación de las terapias naturales"». Consultado el 20 de diciembre de 2011.
  20. Documento de análisis de situación de las terapias naturales p.87
  21. a b Tubella, Patricia. «El Parlamento británico niega base científica a la homeopatía», El País, 29 de febrero de 2010. Consultado el 30 de junio de 2010.
  22. Sarah Boseley, health editor (10 de junio de 2009). «Critics find NHS's £12m spend on homeopathy hard to swallow» (en inglés). The Guardian.
  23. Comité Parlamentario del Reino Unido de Ciencia y Tecnología - "Evidence Check 2: Homeopathy"
  24. Triggle, Nick. «Doctors call for NHS to stop funding homeopathy», BBC, 29 de junio de 2010. Consultado el 30 de junio de 2010 (en inglés). «They dismissed the highly-diluted remedies as "nonsense" and potentially harmful to patients as it can lead them to shunning conventional medicines.»
  25. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  26. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 48. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  27. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 54. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  28. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 56. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  29. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 61. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  30. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 70. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  31. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 76. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  32. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 77. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  33. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 110. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  34. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 111. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  35. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. 157. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  36. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. Ev 10. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  37. Evidence Check 2: Homeopathy Fourth Report of Session 2009–10. 8 de febrero de 2010.  p. Ev 14. http://www.publications.parliament.uk/pa/cm200910/cmselect/cmsctech/45/45.pdf. 
  38. La homeopatía en Francia (Wikipedia Fr.)
  39. René Torres Garcia (22-12-2004). «Historia y estado actual de la homeopatía en México».
  40. Hospital Nacional Homeopático, México
  41. François Flores, FD (2003). Historia de la medicina homeopática en México. http://www.homeopatia.com.mx/historia/historia07.html. 
  42. Rafael Mejía (01-09-2009). «Cómo saber que se consulta a un buen médico homeópata».
  43. Secretaría de Salud (31-07-1998). «NORMA Oficial Mexicana NOM-059-SSA1-1993, Buenas prácticas de fabricación para establecimientos de la industria químico farmacéutica dedicados a la fabricación de medicamentos».
  44. NHMRC. «DRAFT NHMRC Public Statement on Homeopathy» (en inglés). Consultado el 14 de marzo de 2012.
  45. «Conclusion: The claim that homeopathic arnica is efficacious beyond a placebo effect is not supported by rigorous clinical trials.» Ernst E, Pittler MH (1998). «Efficacy of homeopathic arnica: a systematic review of placebo-controlled clinical trials». Archives of surgery (Chicago, Ill.: 1960) 133 (11):  pp. 1187–90. PMID 9820349. http://archsurg.ama-assn.org/cgi/content/full/133/11/1187. 
  46. «What's the harm in homeopathy?» (en inglés). What's the harm?.
  47. Shang, AK; Nartey, L; Jüni, P; Dörig, S; Sterne, JA; Pewsner, D; Egger, M (2005). «Are the clinical effects of homoeopathy placebo effects? Comparative study of placebo-controlled trials of homoeopathy and allopathy» (en inglés). Lancet 366 (9487):  pp. 726-32. 
  48. Seminarios de homeopatía de la Universidad de Sevilla
  49. Master en Medicina Natural de la USC
  50. Curso de homeopatía de la Universidad de Murcia
  51. http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/12/27/actualidad/1324945490_787351.html
  52. [http://www.aech.cl/2011/01/la-lista-de-la-verguenza.html Lista de la verguenza de universidades chilenas
  53. Posición sobre la homeopatía del NCAHF (Consejo Nacional sobre Fraudes en la Sanidad).
  54. "El límite de la dilución se alcanza cuando queda aún una sola molécula de la medicina. Más allá de este punto, no queda nada que diluir. En los remedios homeopáticos por ejemplo, una dilución de 30× es un estándar. La notación 30× indica que la sustancia fue diluida en proporción 1:10 y agitada, para después volver a repetir lo mismo hasta 30 veces. La dilución final tendría una parte de medicina por cada 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 partes de agua. Esto estaría lejos del límite de dilución. Para ser precisos, en una dilución de 30× tendrías que beber 29.803 litros de la solución para esperar encontrar sólo una molécula de la medicina." Robert L. Park, 2001. Ciencia o vudú. De la ingenuidad al fraude científico. Grijalbo Mondadori, Barcelona.
  55. Tránsitos: Jacques Benveniste y John Mack
  56. "Transatlantic Transfer of Digitized Antigen Signal by Telephone Link," J. Benveniste, P. Jurgens, W. Hsueh and J. Aissa, "Journal of Allergy and Clinical Immunology - Program and abstracts of papers to be presented during scientific sessions AAAAI/AAI.CIS Joint Meeting February 21-26, 1997"
  57. Comentario semanal de James Randi 18.01.2002
  58. Monográfico Homeopatía - ARP-SAPC: Un problema de método. Informe elaborado para la Generalitat catalana en 1996 por dos físicos y un médico.
  59. «Baby Gloria Thomas's parents Thomas and Manju Sam jailed for not getting proper medical help» (en inglés) (28 de septiembre de 2009).
  60. «Eczema victim baby Gloria Thomas ignored to death, court hears» (en inglés) (6 de mayo de 2009).
  61. BBC News: Fresh clue to homeopathy mystery
  62. Dana Ullman, M.P.H. The Consumer's Guide to Homeopathy
  63. «Are the clinical effects of homoeopathy placebo effects? A meta-analysis of placebo-controlled trials». The Lancet 350 (9081):  pp. 834–43. 20 de septiembre de 1997. http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140673697022939/abstract. 

Bibliografía

  • Planer, Felix E. 1988. Superstition. Ed. revisada. Buffalo, New York: Prometheus Books.
  • Hand, Wayland D. 1980. Folk Magical Medicine and Symbolism in the West. In Magical Medicine. Berkeley: University of California Press, pp. 305-319.
  • Phillips Stevens Jr. Magical Thinking in Complementary and Alternative Medicine, Skeptical Inquirer Magazine, Nov.-Dic. 2001
  • Víctor-Javier Sanz 2010. La homeopatía ¡vaya timo!, Editorial Laetoli, ISBN 978-84-92422-18-0

Enlaces externos

Favorables

Críticos

   
               

 

todas las traducciones de homeopatia


Contenido de sensagent

  • definiciones
  • sinónimos
  • antónimos
  • enciclopedia

   Publicidad ▼

Investigaciones anteriores en el diccionario :

2431 visitantes en línea

computado en 0,078s

   Publicidad ▼

HOMEOPATIA - LA MEDICINA DEL EQUILIBRIO ENERGETICO - JOSEP ALMIRALL (3.0 EUR)

Uso comercial de esta palabra

HOMEOPATIA PARA LA MUJER TRATAMIENTO NATURAL PARA LAS ETAPAS DE PUBERTAD, MENSTR (13.9 EUR)

Uso comercial de esta palabra

Los 11 remedios esenciales de la Homeopatia (13.0 EUR)

Uso comercial de esta palabra

Mezcla Phytopet Homeopatia Dolor Supurativo Comezon (6.92 EUR)

Uso comercial de esta palabra

11 REMEDIOS ESENCIALES DE LA HOMEOPATIA (13.37 EUR)

Uso comercial de esta palabra

HOMEOPATIA PARA MUJERES (12.62 EUR)

Uso comercial de esta palabra

L6020 - HOMEOPATIA Y MITOLOGIA - Jordi Vila i Alcalde - 1ª Edicion - NUEVO (17.38 EUR)

Uso comercial de esta palabra

ALQUIMIA EN LA HOMEOPATIA (6.0 EUR)

Uso comercial de esta palabra

Hahnemann y La Homeopatia 9788180565595, Paperback, BRAND NEW (12.11 EUR)

Uso comercial de esta palabra

Nelsons homeopatia Acné Cuidado Pure & Clear Cleansing Wash 125 ml 222185 (35.44 EUR)

Uso comercial de esta palabra

HOMEOPATIA EN LA VIDA (13.3 EUR)

Uso comercial de esta palabra

GRAN LIBRO DE LA HOMEOPATIA (18.0 EUR)

Uso comercial de esta palabra

LEYES Y PRINCIPIOS DE LA HOMEOPATIA EN SU APLICACION PRACTICA (16.0 EUR)

Uso comercial de esta palabra

HOMEOPATIA LOS 11 REMEDIOS ESENCIALES (13.5 EUR)

Uso comercial de esta palabra

HOMEOPATIA EN EL DEPORTE(9788493899219) (24.0 EUR)

Uso comercial de esta palabra